Marketing jurídico: ideas para captar clientes en Internet

febrero 15, 2018
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?
5/5 - (1 vote)

 

marketing-jurídico

El marketing jurídico es aquel que garantiza que todas tus estrategias de captación de clientes se desarrollen bajo el marco legal. Es decir, sin hacer uso de malas prácticas, trampas ni trucos que, además, te llevarán a la ruina antes de lo que crees. Por mucho que en un primer momento puedan proporcionarte resultados favorables.

La captación de clientes en un mundo tan competitivo como es Internet es vital. Pero antes necesitas darte a conocer. Sin tener cierta visibilidad no conseguirás generar ingresos, y por mucho que dediques tiempo y recursos a estrategias con diferentes objetivos, tu meta final siempre será aumentar las ventas.

El informe sobre el estado de la generación de leads lanzado por Ascend2, muestra los canales más efectivos y mejor valorados por los usuarios para captar clientes. Los que encabezan la lista son el email marketing y el marketing de contenidos con un 45% de los votos. Pero, ¿sabrías emplear el marketing jurídico en cada uno de los canales?

Es decir, ¿estás preparado e informado de las buenas prácticas para cada plataforma? ¿Sabes qué hacer para no ser penalizado? ¿Empleas alguna mala práctica? ¿Haces uso de trucos que proporcionan resultados inmediatos o trabajas estrategias para lograr resultados orgánicos?

He ahí la cuestión. El marketing jurídico es el encargado de asegurarse de que empleas hábitos de trabajo legales. Así, podrás ser más eficiente gestionando tus campañas de email, tus estrategias de posicionamiento, la gestión de redes sociales o tu marketing de contenidos.

Cómo gestionar el marketing jurídico

Cómo gestionar el marketing jurídico

Para aprender a gestionar el marketing jurídico en cualquier campaña, independientemente del canal, deberías plantearte ciertas cuestiones antes de empezar.

  1. ¿Cómo me gustaría que me percibieran los destinatarios de mis mensajes? Esta primera pregunta es muy importante, ya que determinará la manera en la que llegarás hasta ellos. Es decir, cómo realizarás esa captación de leads y qué derechos vas a cumplir.
  2. Determinar tu objetivo. Qué quieres, ¿coleccionar usuarios o conseguir clientes? Tus estrategias se verán modificadas dependiendo de cuál sea tu meta. No tiene nada que ver conseguir leads que captar leads de calidad, que son los que posteriormente se convertirán en clientes potenciales.
  3. ¿Cómo de dispuesto estás a asumir riesgos económicos y reputacionales por emplear malas prácticas? Hay quienes hacen lo que sea por engordar sus bases de datos, pasando por alto las consecuencias que pueden tener sus actos. De hecho, las penalizaciones pueden pasar desde listas negras y spam hasta denuncias pasando por la pérdida total de la credibilidad frente a los clientes.

Estas tres preguntas son básicas antes de iniciar cualquier estrategia. Si quieres respetar el marketing jurídico y conseguir resultados siempre de la mano de lo legal, es importante que aprendas a captar clientes aplicando las mejores prácticas.

Buenas prácticas para respetar el marketing jurídico

1.- Crea tus propias bases de datos

marketing-jurídico-base-de-datos

Existen diferentes métodos para conseguir crear bases de datos. Puedes apostar por crear landing pages específicas, lanzar una estrategia de content marketing potente o tener presencia en redes sociales. Pero no cualquier acción que te lleve a captar suscriptores es válida.

Solo sirven aquellas que te ayuden a captar clientes de calidad, que serán los que puedan aportar beneficios a tu negocio.

Una base de datos está formada por una lista de contactos y clientes. Es decir, una vez que un usuario pase a formar parte de esa lista se convertirá en parte de tu negocio.

Pero, ¿te gustaría que tu negocio estuviera formado por contactos que no tienen ningún interés por él? ¿Te conformarías con una base de datos llena de contactos que jamás van a realizar una conversión? ¿Y si además, entre ellos, hay bots?

No compres bases de datos, créalas tu mismo.

El marketing jurídico no solo empuja a crear buenas bases de datos, sino a mantenerlas limpias. Es un punto que jamás puedes pasar por alto. De lo contrario, tus estrategias de captación de clientes siempre serán fallidas.

2.- Es mejor no trabajar sin autorización previa

Independientemente del canal que utilices para lanzar mensajes promocionales, debes pensar siempre en el receptor. Él es quien está en el centro de la estrategia, quien consume tus contenidos y quien hace que tu negocio siga a flote. ¿Por qué ibas a atosigarlo si él no quiere?

Necesitas, siempre, tener un consentimiento previo del receptor. De hecho, el marketing jurídico apunta que deberías poder demostrar que tienes su autorización siempre.

¿Qué quiere decir esto? Que la idea de comprar bases de datos queda completamente desmontada. No tiene lugar en el marketing jurídico.

Por ejemplo, fíjate en tu bandeja de entrada personal. Lo más probable es que todos aquellos mensajes de destinatarios desconocidos los hayas marcado como spam. ¿Quieres acabar tú también en esa bandeja?

3.- Respeta los mandamientos de email marketing, entre ellos, la gestión de las bajas

marketing-jurídico-baja

Tus emails deben proporcionar la opción de renunciar a las newsletters o cualquier tipo de comunicación vía correo electrónico. De hecho, este servicio de baja debe ser gratuito y estar disponible siempre.

De lo contrario, las consecuencias serán poco favorables:

  1. Un suscriptor no encuentra el enlace para darse de baja.
  2. Te marca como spam.
  3. Cuando se te identifica como spam, estás provocando que diferentes proveedores de email lo sepan.
  4. Estás en peligro. Pueden bloquear tus campañas.

4.- Señala en tus landings qué harás con los datos

marketing-jurídico-datos

¿Recuerdas el consentimiento previo que necesitas para poder ponerte en contacto con los usuarios? Para que te den ese consentimiento, también deberán saber qué uso harás de esa información que recoges. Sólo con ese permiso, podrás usarlos.

Además, es importante informar al usuario de cómo ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de los datos recogidos.

5.- Marketing jurídico: Identifica la publicidad como tal

marketing-jurídico-publicidad

El marketing jurídico también tiene mucho que aportar respecto a acciones promocionales. De hecho, es muy importante que avises de que se está hablando de un mensaje puramente comercial, identificándolo. Necesitas evitar que pueda ser interpretado como publicidad encubierta para no caer en problemas.

6.- Respeta la política de menores para captar clientes

marketing-jurídico-política-de-menores

Es importante entender este concepto para cumplir con unas buenas prácticas de marketing jurídico. De hecho, uno de las primeras recomendaciones legales en el mundo del marketing online consiste en determinar qué se entiende por menor.

Aunque la mayoría de edad está establecida en 18 años, a la hora de realizar compras, la mayoría de edad se sostiene en los 14. ¿Lo sabías?

Además, existen algunas restricciones de marketing jurídico respecto a la publicidad dirigida a menores.

Se considera ilícita la “publicidad dirigida a menores que les incite a la compra de un bien o de un servicio, explotando su inexperiencia o credulidad, o en la que aparezcan persuadiendo de la compra a padres o tutores”, según la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad.

Además, la Ley 3/1991, de 3 de enero, de Competencia Desleal prohíbe “incluir en la publicidad una exhortación directa a los niños para que adquieran bienes o usen servicios o convenzan a sus padres u otros adultos de que contraten los bienes o servicios anunciados”. En este sentido, deberías utilizar técnicas persuasivas para llegar a los padres directamente.

Y además, deberías asegurarte de poner en práctica diferentes técnicas que impidan el acceso y la navegación a menores a tu web. Sobre todo, cuando se lance publicidad no apropiada.

7.- No compres seguidores para las redes sociales

Piénsalo de nuevo. No te interesa captar cualquier lead, te interesa captar clientes potenciales. Entonces, ¿por qué ibas a comprar seguidores en redes sociales? Esta es una de las peores prácticas en social media y aun así hay quienes no ven la diferencia entre comprar followers y ganarlos de manera orgánica.

Partimos de la base de que recopilar información y datos de primera mano siempre conseguirá empujarte a tomar mejores decisiones y obtener mayores resultados. Y esta práctica está demostrada. Las estrategias de email marketing, son un claro ejemplo de cómo generar impactos reales gracias a bases de datos propias. Ya que comprarlas no ayuda en absoluto.

Pero no solo eso. Servirte de bots para parecer una marca potente podría poner en peligro la imagen de tu negocio. Y todos sabemos el trabajo que cuesta ganarse una buena reputación y lo fácil que es echarla a perder.

Los comienzos en redes sociales son duros y es difícil darse a conocer y generar una comunidad. Pero al hacer una balanza, probablemente comprar seguidores y likes para Instagram tiene más desventajas que ventajas.

Con todo, asegúrate de cumplir siempre con las recomendaciones del marketing jurídico y de enfocar bien tus estrategias con las tres primeras preguntas tratadas al comienzo.

Respeta siempre las leyes y las normas jurídicas y no caigas en la tentación de pasarlas por alto. Recuerda que las consecuencias a medio o largo plazo pueden ser nefastas. Si quieres conseguir clientes de calidad, el respeto por las leyes es fundamental.

¿Necesitas captar más leads que conviertan a menos coste? En Antevenio disponemos de la tecnología, experiencia, método y equipo humano para crear múltiples landings optimizadas para cada grupo de anuncios en Adwords, Social Ads y otros canales de captación. ¿Quieres contactar con Antevenio?

Etiquetas:

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?