Pasos a dar para integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end

abril 28, 2020
Redacción
SEO
¿Te ha gustado nuestro articulo?

integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end

¿Sabes cómo integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end de tu sitio? El SEO es un concepto que tiene que estar presente en todas las fases de una estrategia de marketing digital. Aún así, todavía hay empresas que no comprenden su importancia y lo relegan a un segundo plano.

Esta decisión siempre acaba provocando errores técnicos y de posicionamiento que no siempre tienen solución. Por eso, es imprescindible integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end desde que nace la web del proyecto. 

El buen SEO debe comenzar a partir del momento en el que decides crear tu propia página web. Una buena casa comienza por los cimientos, y para que la tuya sea sólida y efectiva, tienes que cumplir una serie de normas. Y recuerda, colocar el último ladrillo no es el final, luego comienza otra parte igual de importante: el mantenimiento.

Normas básicas para integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end

Existen múltiples aspectos a los que debes prestar atención si aspiras a que tu posicionamiento sea óptimo. Nunca olvides que tu éxito depende de que estén todos correctamente implementados. 

Diseña correctamente la estructura de tus páginas

Es imprescindible identificar el contenido con etiquetas que ayuden a Google a conocer el valor que tiene el texto para el usuario. Esto se conoce como jerarquía de contenido. Todas las páginas de tu sitio web deben cumplir estos requisitos:

  • Una única etiqueta H1. Es la que se utiliza para identificar el título de la página. Es la etiqueta más importante, puesto que representa el nivel superior de jerarquía de cada página Hay que utilizarla una única vez por página.
  • Varias etiquetas H2 y H3.  La primera se emplea para los subtítulos y los motores de búsqueda la tienen muy en cuenta si se emplea debidamente. En una página se pueden poner varias etiquetas H2. H3, y las sucesivas etiquetas, están en un nivel menor dentro de la jerarquía. Como sucede con H2, se pueden incluir más de una vez en la página.
  • Etiqueta párrafo <p>. A pesar de ser una marca esencial, muchos programadores la obvian cuando usan lenguajes como php. Textos que no llevan <p> son interpretados desde el DOM por navegadores como Firefox o Chrome. El usuario no nota ninguna alteración, pero de cara al posicionamiento puede ser perjudicial.

Cuida la velocidad de carga de la página

Google siempre ha tenido en consideración la velocidad de carga de las páginas web. Pero desde que presentó el algoritmo “Google Speed update”en 2018, se ha convertido en un factor determinante para el SEO. 

Según el buscador, el tiempo medio de carga total de una página no debe traspasar los 22 segundos. Para evitar incumplir esta norma y favorecer una rápida carga tienes que optimizar todos los recursos. A mayor velocidad de carga, más posibilidades de obtener un tráfico alto para tu sitio. Y todo esto repercute positivamente en tu posicionamiento.

Para conseguir dicha meta, procura seguir los seguir pasos:

  • Haz un uso correcto del código. Evita duplicar y nunca utilices líneas muy largas e innecesarias.
  • Modifica el código para que pese lo menos posible.
  • Trata de simplificarlo al máximo. Y la validación siempre tiene que ser a través de buenas prácticas.
  • Emplea la menor cantidad de archivos para minimizar los requisitos de descarga al servidor.
  • Intenta que las consultas a la base de datos sean justificadas.

No te olvides de ninguna etiqueta

Cuando te encuentres inmerso en el desarrollo del Back-end tienes que tener presente los siguientes distintivos:

  • Título. Etiqueta indispensable para posicionar la página en los motores de búsqueda.
  • Metadescripción. No es clave para el SEO, pero su contenido puede empujar al usuario a entrar en tu sitio web. Es una breve descripción del contenido que se encuentra en la página.
  • Doctype. Gracias a esta marca el navegador sabrá cuál es el tipo de contenido que ofrece la página.
  • Prev/Next. Etiqueta utilizada para organización de la paginación de un sitio web.
  • Texto alternativo. Esencial para que los robots de Google tengan en cuenta las imágenes cuando hacen el rastreo.
  • Canónical. Sirve para redirigir URL cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando suceden errores de contenido duplicado.
  • Nofollow. Se utiliza cuando se quiere  evitar que Google rastree determinadas páginas.
  • Hreflang. Si tu sitio web va a estar en varios idiomas, tienes que incluir obligatoriamente esta marca.

Incluye URLs amigables

Todo contenido de un sitio web debe estar identificado por una url. Cada una debe tener una jerarquía que define el tipo de contenido para los rastreadores. Google prioriza las url amigables al usuario, que vinculen las palabras clave al contenido y que semánticamente sea comprensible.

Un enlace correctamente confeccionado facilita mucho las cosas al usuario. Cuando se muestre en el listado de resultados de un buscador, será posible visualizar qué tipo de contenidos alberga la página.

La estructura de una web tiene ser básica, clara y fácil de rastrear. Para ello, cuando estés pensando cómo integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end tienes que tener en mente los siguientes 3 principios elementales:

  • Crea una estructura basada en la jerarquía en la que quede claro el orden de relevancia de los contenidos.
  • Siempre que sea posible, no utilices variables &, id, y # .
  • Nunca incluyas palabras en la URL que no tengan que ver con el contenido de la página.

Utiliza y configura correctamente Google Analytics

Muchas veces, cuando se habla de integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end, se pasa de largo por la importancia que tiene la herramienta de Google. Lo cierto es que gran parte del desarrollo Back-end se fundamenta en implementar Google Analytics en tu sitio web. Tienes que tener en consideración estos consejos si deseas obtener información fidedigna para tus estrategias.

  • Haz un seguimiento periódico de las búsquedas que hacen los visitantes en tu web. Los términos que emplean pueden resultarte de gran ayuda para optimizar tu estrategia SEO. A su vez, esta información es determinante para mejorar la experiencia del usuario. Cuanto antes comiences a recopilar estos datos, más rápido podrás comenzar a trepar por las posiciones de la página de resultados.
  • Filtra las IP que no interesan. Para hacer un análisis real de la situación hay que tener datos reales. Tienes que tener bien identificadas las fuentes de tu tráfico. Esto es, tienes que excluir las visitas y demás acciones que se realicen desde tu dirección de IP. También es aconsejable dejar de lado las visitas que provienen de tu competencia.
  • Monitoriza todos los dominios y subdominios de tu empresa. Si usas más de un dominio, o divides contenido entre subdominios, rastrea los movimientos de los usuarios entre todas ellas.
  • Rastrea los eventos dentro de tu página. De este modo, podrás ahorrar tiempo en los futuros trabajos y en decisiones relacionadas con el diseño de la página.

Introduce todos los elementos de SEO y  analítica web

Para integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end hay que introducir todos los elementos principales de esta técnica. Para ello, el primer paso consiste en tener Google Analytics correctamente configurado. En el siguiente tendrás que añadir los siguientes componentes:

  • Robots. txt. Proporciona información a los motores de búsqueda para rastrear e indexar el sitio web de manera correcta.
  • Sitemap.xml. Sirve para para dar información sobre páginas, imágenes, vídeos y otros archivos de un sitio web y su vinculación.
  • Google Search Console. Una herramienta imprescindible dentro del amplio abanico de opciones que ofrece Google. Facilita infinidad de datos sobre la situación actual del posicionamiento de tu sitio web. Asimismo, sirve de ayuda para solucionar problemas relacionados con esta temática a medida que aparecen.
  • Google Tag Manager. Todas las etiquetas que has implementado requieren de un control periódico. Para ello está esta plataforma que te ayudará a que la gestión no sea una tarea tediosa.

No olvides que la versión móvil también es importante

integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end

En 2018 Google lanzó Mobile First, la indexación centrada en dispositivos móviles. Ahora, acaba de anunciar que su algoritmo dará más importancia a los resultados de búsqueda a través de dispositivos móviles para todas las websLa versión móvil determinará el posicionamiento de una página. Por eso, es fundamental contar con ella cuando te planteas integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end.

Si todavía no tienes versión mobile de tu web, puedes optar por varias opciones para hacerla. El diseño responsive es la opción más habitual, aunque una alternativa a valorar es el duplicado de URLs. Si te decides por esta última, asegúrate de que tu nuevo sitio cumple estos requisitos:

  • El contenido de la versión móvil y de la versión principal tiene que ser idéntico.
  • Los títulos y las metadescripciones también han de ser las mismas.
  • La etiqueta Robot.txt tiene que estar debidamente configurada. Ambas versiones de la web tendrán que seguir las mismas indicaciones.
  • Si la web está en varios idiomas, todas las versiones tienen que estar correctamente conectadas a través de los enlaces hreflang.
  • La configuración de las etiquetas es preciso que sea meticulosa, sobretodo los elementos rel=”alternate” y rel=”canonical”.

Sin duda, integrar el SEO en el desarrollo Front-end y Back-end ayudará a mejorar el posicionamiento de tu sitio web. Pero si lo que quieres es dar un gran salto, necesitas la ayuda de una mano experta. En Antevenio podemos ayudarte a conseguir tráfico cualificado posicionando palabras clave relevantes para tu negocio con enlaces de calidad.

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies