Tips para utilizar la música en estrategias de neuromarketing

febrero 20, 2020
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

música en estrategias de neuromarketing

Una canción provoca infinidad de efectos en el cerebro de un ser humano. Estimula la creatividad, altera la percepción de las cosas y aumenta la atención. No es de extrañar que el uso de música en estrategias de neuromarketing se esté popularizando.

Los profesionales del marketing saben del potencial de la música. Toda publicidad que ves en TV o en vídeos en la red incluye una melodía. Es un elemento habitual para acompañar mensajes comerciales. Pero lo que quizás no sabías es que el neuromarketing puede ayudarte a escoger la canción ideal para ello.

El neuromarketing une cerebro y música

La música activa muchas partes del cerebro humano. Cuando escuchas una canción, las áreas frontales y el lóbulo temporal se activan y comienzan a procesar los sonidos. Incluso se ha descubierto que existen células diferentes para descifrar el ritmo y la melodía. Todas estas zonas están unidas entre sí, y es una razón de peso para utilizarla en marketing.

Cuando se aplica el neuromarketing a la música, la técnica todavía adquiere más importancia. En este caso los sonidos están conectados con la parte más sensible del ser humano.

Debido a ello, las reacciones son más evidentes, ya que las respuestas se observan directamente con el sistema nervioso y el neuromarketing detecta qué siente la persona. El uso de música en estrategias de neuromarketing no es una frivolidad, sino un recurso a tener en cuenta.

¿Cómo afecta la música al cerebro?

Según un estudio llevado a cabo por Conscious Lifestyle Magazine, la música repercute en cuatros áreas de nuestro cerebro:

  1. Memoria. Se ha descubierto que hay una parte del cerebro que asocia la música con recuerdos al experimentar momentos emocionales excepcionales. Es por eso que al escuchar ciertas melodías te vienen a la cabeza recuerdos y sentimientos determinados.
  2. Emoción. La hormona oxitocina está vinculada a la relación que existe entre personas y puede ser producida por la música. Oír música genera picos de emociones que incrementan la dopamina, un neurotransmisor que controla el placer del cerebro. Igualmente, ayuda a procesar emociones como el miedo, la tristeza, o el dolor.
  3. Atención. Escuchar música ayuda a tu cerebro a mantener una mayor atención. Aunque también puede ser una distracción, ya sea por el tipo de música o la capacidad de atención. Por lo general es mucho más fácil concentrarse con música que no tiene letra o un ritmo movido.
  4. Aprendizaje. La música proporciona estímulos que establecen nuevas maneras para ayudar al cerebro a renovarse después de alguna lesión. Esto sucede gracias a la neuroplasticidad, la capacidad que el cerebro tiene para funcionar correctamente después de un golpe importante.

Razones para usar música en estrategias de neuromarketing

Utilizar la música adecuada puede tener un impacto notorio en nuestra reputación y ventas. Las cuatro ventajas más conocidas son las 4 siguientes:

  • La música anula sonidos inconvenientes. Cuando utilizas música facilita que el usuario ponga todos los sentidos en la tonalidad que está escuchando. Una imagen, o un texto, puede ser de comprensión dispersa, pero una canción capta toda la atención al instante.
  • Es una vía de captación más atractiva. La música que gusta al cerebro provoca la liberación de dopamina y endorfina, hormonas que aumentan la sensación de felicidad. Y un cliente feliz es más propenso a realizar una compra, ¿verdad?
  • Compras al ritmo de la música. Un buen tema agrada, y si es de ritmo acelerado, provoca decisiones irreflexivas del cliente. En cambio, una canción más relejada provoca una compra más calmada, aunque en este caso la tasa de conversión es mayor.
  • La música impulsa tu imaginación. Usar canciones acordes a la temática de tu negocio puede provocar sensaciones a tus usuarios. No confíes todo a la moda del momento; apuesta por el lado emocional de la música. Un estudio de la Universidad de Leicester  demostró que en un supermercado que el 77% de los consumidores compró vino francés el día que se puso música de ese país. 

Dónde aplicar música en estrategias de neuromarketing

Utilizar la música adecuada puede tener un impacto notorio en nuestra reputación y ventas. Las cuatro ventajas más conocidas son las 4 siguientes: La música anula sonidos inconvenientes. Cuando utilizas música facilita que el usuario ponga todos los sentidos en la tonalidad que está escuchando. Una imagen, o un texto, puede ser de comprensión dispersa, pero una canción capta toda la atención al instante. Es una vía de captación más atractiva. La música que gusta al cerebro provoca la liberación de dopamina y endorfina, hormonas que aumentan la sensación de felicidad. Y un cliente feliz es más propenso a realizar una compra, ¿verdad? Compras al ritmo de la música. Un buen tema agrada, y si es de ritmo acelerado, provoca decisiones irreflexivas del cliente. En cambio, una canción más relejada provoca una compra más calmada, aunque en este caso la tasa de conversión es mayor. La música impulsa tu imaginación. Usar canciones acordes a la temática de tu negocio puede provocar sensaciones a tus usuarios. No confíes todo a la moda del momento; apuesta por el lado emocional de la música. Un estudio de la Universidad de Leicester  demostró que en un supermercado que el 77% de los consumidores compró vino francés el día que se puso música de ese país.  Dónde aplicar música en estrategias de neuromarketing

Esta técnica destaca por su versatilidad y el amplio abanico de situaciones donde podemos implementarla. Eso sí, la manera de aplicarla varía en función de el sector y los consumidores:

  • Supermercados. Una melodía alegre y con un ritmo rápido provoca en los clientes una sensación de energía. Además, está probado que examinan menos la calidad de los artículos y compran más con música de fondo. En zonas con productos de colores vivos, las canciones vivas aumentan la probabilidad de venta.
  • Sucursales bancarias. Las entidades financiares no dejan ningún detalle al azar. La música que escogen siempre es calmada, de este modo el cliente llega relajado a la toma de decisiones. Con melodías agradables las largas colas se hacen más “amenas”.
  • Medios de transporte. La norma general es usar música suave e instrumental. Lo importante es reducir el estrés por llegar al destino. Y también es una forma de controlar la ansiedad por cualquier imprevisto.
  • Establecimientos de moda. Un ejemplo clásico de uso de música en estrategias de neuromarketing. Las preferencias del público objetivo establece la música que suena en estas tiendas. En ropa juvenil, las tendencias más actuales. En ropa de perfil más adulto, música de menos revoluciones. Los primeros se dejan llevar por la intensidad, los segundos agradecen la calma para tomar las decisiones.

Estrategias de Neuromarketing para aumentar las conversiones

Existen varias vías de hacer llegar tu producto a tu comunidad. Con el público segmentado y el mensaje decidido, puedes optar por una de las siguientes opciones:

1.- Llega a la parte emocional del cerebro de tu cliente

El foco ha de estar sobre la parte más emocional, nunca en la racional. Es importante que el cliente potencial se encuentre con una publicidad que despierte comportamientos empáticos. Las canciones cuya letra apele a algo especial tienen más probabilidades de calar en el receptor y, por ende, de facilitar la conversión.

Gracias al principio de exclusividad puedes conseguir que los clientes pongan más atención sobre un producto determinado. La mezcla de exclusivo y estatus es una mezcla que funciona bien para vender servicios de precios elevados. Eso sí, lo que ofreces ha de merecerlo, porque el precio es una barrera importante para la mayoría de consumidores.

Otro concepto importante que es vital desarrollar es la identidad social de tus clientes. A través de la música puedes aunar en un mismo grupo gente con las mismas afinidades. O gente que no tiene relación que ha llegado a ti a través de una canción concreta. El sentimiento de formar parte de algo “cool“, por ejemplo, puede reportarte un incremento de clientes y de ventas.

2.- Dale vueltas al precio final del producto

Cuando apliques la música en estrategias de neuromarketing también tienes que tener en cuenta a la ínsula. ¿Qué significa esto? Es una estructura del cerebro relacionada con el dolor, por eso, el valor del producto hay que estipularlo con cuidado.

Los estudios de marketing han confirmado repetidas veces que los precios redondos funcionan peor. Por ejemplo, no es lo mismo comprar un disco a un precio de 10 euros que de 9. O incluso a 9.90. Cualesquiera de las dos últimas opciones tendrán mejor acogida que la primera.

Una opción que va a más en el sector marketing es la opción de venta en lote. De este modo se cambia la percepción que tiene el cliente sobre el producto, y se muestra más receptivo a la compra. Es una técnica habitual en las compañías de coches, que venden completos packs de servicios.

3.- Haz atractivo lo que ofreces

La repetición de estímulos musicales puede ser positiva para tus propósitos. La reiteración, lejos de cansar a nuestro cerebro, le ayuda a simplificar la información. Así, crea “atajos” mentales que hacen que el cliente asocie rápidamente tu imagen. La ciencia dice que cuanto más observamos un estímulo, más nos atrae. Esto es, hay que crear una buena estrategia de branding en la cual tu marca se visibilice con frecuencia.

De igual manera, no hay que tenerle miedo a la experimentación y a las ideas atrevidas. Aquello que se sale de lo establecido llama más la atención y, como consecuencia, se mantiene fijado en el cerebro. Trata de encender ese “algo” especial en tu comunidad, ¡incluso con una canción creada por ti mismo!

4.- Fija el producto en el recuerdo de los usuarios

Si pretendes que tu campaña se quedé en la memoria, tienes que apelar a todos los sentimientos del cliente. Muchas empresas no lo hacen y tienes que jugar esta baza para conseguir toda la atención posible. Además, la información que recopilan los sentidos se transmite a la memoria sensorial y ésta permite adquirir mucha más información.

La música, por ejemplo, influye mucho en nuestra memoria y es ideal para introducir mensajes en el cerebro. ¿Cuántas veces has tarareado una melodía casi sin querer? No es casual que la utilización de la música en estrategias de neuromarketing cada vez esté mejor valorada. 

También puedes apostar por otro tipo de formato, como el vídeo o las imágenes. Varios estudios han demostrado que estos canales mejoran la retención de información por parte de los clientes. Encontrar el formato más agradable para el receptor te ayudará en futuras campañas.

Implementar música en estrategias de neuromarketing puede aumentar el valor de marca. En Antevenio somos expertos en Marketing Digitalte ayudamos con las diferentes oportunidades que ofrece el mercado. Llega a tus clientes cómo y cuando desees de la manera más efectiva. ¿Comenzamos?.

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies