Neuromarketing y Social Selling: la sinergia perfecta

agosto 28, 2019
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Neuromarketing y Social Selling

Neuromarketing y Social Selling son dos de las disciplinas que están tomando gran fuerza en el sector del marketing digital. Uniendo ambas podrás crear una estrategia de marketing online realmente puntera para tu empresa. 

La comunicación tradicional está viviendo cambios en los últimos años. Este se debe principalmente a la evolución de las herramientas de comunicación y marketing: para la escucha activa, el análisis web o la creación de contenidos. Así como a cambios en las costumbres sociales y a los nuevos avances tecnológicos. 

A continuación puedes descubrir algunas de las claves para incluir de forma conjunta neuromarketing y Social Selling en tu estrategia de marketing. 

Qué es el neuromarketing

Qué es el Neuromarketing

El neuromarketing es una de las técnicas más utilizadas en los últimos tiempos. Este método de conectar con el cliente ayuda a conocer los impulsos del celebro humano a la exposición de diferentes estímulos publicitarios. Pero esto también está cambiando. 

Los métodos de publicidad están cambiando radicalmente. En cuestión de pocos años los soportes publicitarios así como la forma de publicitar son completamente diferentes. Las técnicas del neuromarketing se han adaptado a los últimos avances tecnológicos así como a las actuales tendencias sociales. 

Por ejemplo, algunos de los canales más interesantes para aplicar técnicas de neuromarketing son las diferentes plataformas de redes sociales. Se trata de los espacios principales para atraer al cliente a comprar productos de las marcas. 

En qué consiste el Social Selling

Modelo de ventas del social selling. Neuromarketing y Social Selling

Para el análisis de la relación de compra entre empresas y clientes se está desarrollando el Social Selling. Esta técnica consiste en vender productos a los clientes haciendo uso de medios sociales. Por lo que para este tipo de ventas se hace uso de redes sociales como Facebook, LinkedIn o Instagram. 

Así, el Social Selling se centra principalmente en la venta directa al cliente. Es una técnica que trata de aumentar las ventas online de una empresa. 

Para ello, lo primero que debe hacer una marca es aumentar la relación con sus seguidores en redes sociales. Algo para lo que se pueden plantear muy diferentes estrategias. Y lo interesante es que, de conseguirlo, la marca podrá conocer de primera mano las necesidades de sus clientes. 

La unión de Neuromarketing y Social Selling

Con todo, Neuromarketing y Social Selling son dos disciplinas muy relacionadas. De hecho, tienen propósitos bastante similares. Si el Neuromarketing consiste en analizar los niveles emocionales, de atención y memoria por estímulos a contextos de marketing, el Social Selling trata de identificar y crear relaciones con opción a venta. 

Uniendo estas dos disciplinas se logrará tener un potente proceso de atracción de clientes. Una estrategia que cubre todas las fases de lead nurturing:

  1. Por un lado, la marca conocerá aquellos factores que atraen la atención de sus leads.
  2. De esta manera, podrá diseñar el resto de pasos hasta que el usuario acabe comprando el producto.

El nivel de error de un proceso de compra creado apoyado en Neuromarketing y Social Selling es prácticamente nulo. A su vez, la unión de estas dos técnicas permitirá que la relación entre cliente y empresa sea más próxima por lo que se afianzarán lazos de compra. Esto llevará a un cliente fidelizado. 

Además, aplicar el Neuromarketing a las redes sociales dará a las marcas la opción de realizar una mayor segmentación de sus diferentes públicos. Podrán crear grupos muy específicos a los que enviar diferentes tipos de mensajes. 

De esta forma el resultado y el impacto del mensaje de la empresa será mucho más eficaz y directo. Y hará que la relación con el  cliente sea mucho más cercana que simplemente haciendo uso del Social Selling. 

El potencial de unir ambas técnicas

copy

Cuando se unen Neuromarketing y Social Selling se mezclan las redes sociales y la compresión de las reacción de los consumidores. ¿No sabes cómo puede funcionar esta relación? Este es un ejemplo para entenderlo: Tu empresa se dedica a la venta de productos de moda de lujo. El mensaje se dirige a un segmento de los usuarios de Instagram. Porque, en el caso de que la publicidad llegase a todos los usuarios la mayoría de las creatividades no tendrían efecto. 

El neuromarketing tratará de descubrir a qué personas les interesaría comprar en tu tienda o tus productos. Para ello tendrá en cuenta las actitudes de los usuarios de las redes sociales así como la manera en la que reaccionan a mensajes publicitarios parecidos a los de tu empresa. 

De esta forma tu publicidad en Instagram se dirigirá sólo a aquellas personas que tienen interés o reaccionan a empresas como la tuya. Así lograrás que tu mensaje sea efectivo, directo y eficaz. 

Mayor foco en los potenciales clientes

Como ves, unir Neuromarketing y Social Selling puede tener muchos beneficios para tu empresa. El principal es que te permite generar la mejor comunicación para llegar a los consumidores que realmente tengan interés. 

Lógicamente, cuanto más directa sea la comunicación y más enfocada esté en los clientes potenciales las opciones para lograr ventas serán mayores. Uno de los factores que explota esta mezcla es que las personas se suelen dejar llevar por impulsos y deseos. De ahí que aquellas que estén interesadas en tu producto se pueden decidir a comprar si les movilizas con un buen mensaje. 

Utilizar estas dos técnicas juntas también ayudará a mejorar la reputación de tu marca. Una comunicación adecuada será la vía que ayude a impulsar la imagen corporativa digital de la empresa. 

La apuesta por el vídeo para potenciar el Social Selling

comparativa del vídeo en redes sociales

Las marcas deben tener en cuenta que estas técnicas sirven para conocer a qué tipo de consumidor se debe dirigir su mensaje. Pero también para definir el formato adecuado del mensaje que logrará impactar en esos usuarios.

Y dado que el vídeo es el tipo de contenido que mejor está funcionando en las diferentes redes sociales es este formato audiovisual por el que debería apostarse para extraer el mayor valor de la fusión de Neuromarketing y Social Selling.

Este trabajo en su totalidad, el desarrollo de las técnicas y el trabajo audiovisual harán que el mensaje sea adecuado para el consumidor. Pero si la marca falla en alguna de estas dos fases el mensaje no logrará su objetivo. 

Por último, después de todo el proceso para el desarrollo del mensaje hay que tener en cuenta el feedback del cliente. Es muy importante tener en cuenta sus respuestas ya que ayudarán a crear contenidos mucho más eficaces en las futuras estrategias de marketing online. 

3 factores a considerar

Con todo, si quieres que la unión entre Neuromarketing y Social Selling funcione debes cuidar estas tres variables: 

  1. La primera de ellas es llamar la atención de tus productos o servicios. Esto se puede lograr de muchas formas pero debes ser fiel al estilo y la línea de comunicación de la empresa. Los mensajes llamativos pueden ser de distinto tipo pero no deben hacer cambiar de opinión al cliente sobre la empresa. 
  2. El segundo método es movilizar emocionalmente al consumidor a favor de tu producto. Las emociones están directamente ligadas con el cerebro. Por eso, si consigues crear un sentimiento adecuado en tus clientes estarás más cerca de venderle. El lead se habrá movido en el embudo de conversión acercándose a la venta. 
  3. Por último, se puede fomentar el recuerdo de tu producto o servicio. El storytelling es uno de los métodos más eficaces que hay. Al ser humano le gusta escuchar y contar historias. Es una buena manera de conocer todos aquellos aspectos de la marca que te interesa comunicar. 

Mensajes segmentados y con la periodicidad adecuada

Así, no solo hay que tener en cuenta el tipo de publicidad que se vaya a realizar. También es importante analizar y preparar con antelación las aproximaciones sociales que se vayan a realizar. Lo ideal es crear mensajes personalizados para cada segmento de cliente al que te vayas a dirigir.

Además, es necesario generar interés en el usuario. Lo cual no pasa por enviar mensajes esporádicos sino que requiere de una adecuada continuidad. Se debe provocar la curiosidad y el interés de los potenciales cientes en tu producto para que quieran comprarlo. Algo que se puede conseguir mediante los mensajes en redes sociales. 

Y una vez creada la comunicación será importante mantenerla y darle una continuidad. Estos mensajes ayudarán a mejorar su relación entre marca y usuario.

Una combinación explosiva

Como ves, la unión de estas técnicas hace que los mensajes publicitarios de las marcas que la usen obtenga mejores resultados. Por un lado, el Neuromarketing ofrece al Social Selling el factor clave para que las empresas puedan mostrar su publicidad solo a aquellas personas que puedan llegar a ser posibles clientes

Pero si esta segmentación no se trabaja con los mensajes adecuados la combinación no funcionará. Por eso es fundamental apostar por los formatos de contenidos que funcionan en las redes sociales. Es lo que esperan los usuarios de estas plataformas.

Con todo, identificar a la audiencia de manera correcta es básico para otras disciplinas como el Inbound Marketing, clave para construir comunidades. ¿No sabes cómo lograrlo? En Antevenio te ayudamos a convertir a tus potenciales clientes en entusiastas prescriptores de tus productos con estrategias de Inbound Marketing eficaces.

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies