¿Qué son las URLs espejo y cómo pueden perjudicar a tu web?

febrero 05, 2020
Redacción
SEO
¿Te ha gustado nuestro articulo?

URLs espejo

Las URLs espejo son una práctica común a la hora de brindar una denominación a un dominio. Aún así, este nombre aparentemente inofensivo puede ser una grave amenaza para el SEO On Page de tu web.

A continuación podrás descubrir su origen y sus características principales. Además, obtendrás una buena información acerca de cómo despedirte de uno de los errores más comunes en SEO para siempre.

¿Qué son las URLs espejo exactamente?

Este tipo de URLs también son conocidos como dominios espejo o dominios duplicados. Sucede cuando existe contenido duplicado entre dos o más dominios distintos. Son rastreables en tu sitio web tanto con el slash («/») al final como sin él y suelen conducir a un mismo contenido.

Al fin y al cabo son distintos dominios que llevan a una idéntica dirección IP alojada en un servidor, ya que los dos están conectados a ella. El siguiente es un ejemplo claro de URLs espejo:

  • paginaejemplo.com/blog-seo-branding/
  • paginaejemplo.com/blog-seo-branding

Aunque pueda parecer extraño, es algo que se ve con mucha frecuencia en la red. No es ninguna técnica fraudulenta, ni supone ningún tipo de problema para el usuario. Es más, permite a la persona navegante acceder al sitio independientemente del dominio que escriba en su navegador.

Causas principales de su presencia

Redirección 301

La aparición del concepto URLs espejo en el argot tecnológico se puede explicar con el comportamiento de multitud de empresas y profesionales del sector. Adquieren más de una extensión de su dominio con la finalidad de proteger su marca.

Con esta táctica consiguen otro importante objetivo: evitar que terceras personas puedan hacer un uso fraudulento de su identidad corporativa.

Actualmente es usual observar compañías con varias extensiones de dominios gTLD: .com, .net, .org, etc. También es algo frecuente ver empresas que utilizan extensiones de dominios internacionales ccTLD: .it, .uk, .es, etc.

El ansia por la omnipresencia les ha llevado a una vorágine de adquisiciones que también ha contagiado a pequeños administradores de páginas web.

La configuración de múltiples dominios que señalan hacia el mismo servidor se debe a la obsesión actual de conseguir el mayor tráfico posible. Para conseguir dicho objetivo, los administradores de las página web facilitan al usuario el acceso a sus sitios sea cual sea la extensión de dominio introducida.

Estas decisiones suelen tener resultados contraproducentes para las empresas. La más notoria es que una navegación entre dominios espejos lleva a los mismos contenidos. Igualmente, las consecuencias para el posicionamiento SEO de estas webs pueden ser muy negativas a largo plazo.

Cómo saber si tu sitio tiene URLs espejo

Al igual que sucede en otros casos de duplicaciones, las URL replicadas pueden reducir el rendimiento. Por ello, es esencial identificar y solucionar cualquier contrariedad. Para esta tarea lo mejor es utilizar los mecanismos que nos ofrece el mismo “juez” que dicta las normas del posicionamiento en la SERP.

Las herramientas  de Webmaster Tools de Google te dan la posibilidad de ver  qué páginas de tu sitio están duplicadas. También podrás comprobar todas las variaciones que ha podido sufrir una URL.

A pesar de ser un instrumento de tremendo potencial, su utilidad es limitada para profesionales del SEO. Gracias a él se eliminarán los problemas de duplicidad de parámetros, pero sus resultados solo repercutirán en Google y Bing. Para portales como Twitter o Facebook no es posible hacer uso de las posibilidades que otorga el Search Console de Google.

Consecuencias de tener URLs duplicadas en la web

http seguro

Estas  URLs espejo son enlaces diferentes a ojos de Google, esto es, existe más de una vía para acceder a un mismo contenido. Esto se debe a dos causas principales: los enlaces de la web no están correctamente optimizados o aquellos que enlazan a tu página externamente a través de backlinks no están debidamente configurados.

Los robots rastreadores del todopoderoso buscador catalogan como contenido duplicado los dominios espejo y esto es altamente peligroso para el posicionamiento de la web, independientemente del dominio en el que se indexe. Con la actualización del algoritmo de clasificación Panda de Google, cualquier indicio de duplicidad puede ser dramática para cualquier sitio web.

En estas situaciones de duplicidad,  lo habitual es que únicamente uno de los dominios alojados en una misma IP se posicione correctamente. Debido a ello, el resto quedan prácticamente relegados a la irrelevancia para Google. Incluso puede ocurrir que el dominio de mayor antigüedad, o el primero encontrado por el buscador, sea el que obtenga la mayor trascendencia.

El PageRank también puede verse afectado por una mala praxis con las URLs espejo. Estos enlaces dividen la relevancia de un dominio y reducen la importancia que puede llegar a tener una URL potente. Si sucede a gran escala, puede derivar en un problema de Crawl budget, que haría a Google rastrear más enlaces de los que debería para acceder a un mismo contenido.

Cómo acabar definitivamente con tus URLs espejo

La manera acabar de una vez por todas con los quebraderos de cabeza que pueden provocar el contenido duplicado entre tus diferentes dominios es la siguiente:

  • Utiliza las herramientas adecuadas para analizar todas las URLs de tu web. Gracias a plataformas como Screaming Frog o SEMrush, por ejemplo, puedes ver los enlaces problemáticos y corregirlos. Asimismo, si estos dominios duplicados reciben enlaces externos de otras páginas que no son la tuya, lo más recomendable es llevar a cabo una redirección 301 desde la URL espejo hasta la URL conveniente.
  • Aplicar la etiqueta “no index”. Hay que utilizarla en todos y cada uno de los dominios que consideres irrelevantes por su nula aportación a la web. De este modo, Google solo indexa la página principal, obviando las demás.
  • Usar la etiqueta “canonical”. Es una opción más laboriosa, pero mucho más efectiva que la anterior. Consiste en colocar esta etiqueta en cada una de las páginas que están duplicando contenido en dirección a la ficha que les corresponde. Con esta técnica, además, el resto de páginas no afectadas continúan siendo visibles. Por ejemplo: <link rel=”canonical” href=”http://www.dominioprincipal.es/discos-segunda-mano/elkar/bilbao.html“/>
  • Etiquetas correctas para la versión de escritorio y versión móvil. Para la versión de escritorio hay que insertar la etiqueta link rel=”alternate”; de esta manera se advierte al robot rastreador de Google que existe una alternativa a la versión de escritorio. De igual manera, la etiqueta link rel=canonical se debe aplicar en todas y en cada una de las páginas de la versión móvil, señalando a las páginas correspondientes de la versión de escritorio.

Pequeños trucos que pueden marcar la diferencia

Si las indicaciones anteriores no te dan el resultado esperado, puedes probar los siguientes tips:

  • Utiliza Google Search Console. Esta valiosa herramienta te servirá para modificar los parámetros que no generan contenido único. Es recomendable establecer una rutina para que todos los enlaces a introducir en el futuro sigan el mismo formato.
  • Configura bien robots.txt. No permitas URL que estén incorrectas, de esta manera mejorarás la eficacia de la búsqueda de los rastreadores.
  • Pide cambiar la URL situada en otra página. Es común encontrar enlaces mal redactados en páginas que enlazan con la nuestra. En ese caso, lo más fácil y rápido es mandar un correo electrónico al webmaster solicitando que ponga bien las URL pertinentes.

Una redacción de URLs clara y sencilla evita problemas

URLs espejo

Existen algunas pautas de aconsejable seguimiento para evitar los problemas que pueden causar las URLs espejo. De esta forma garantizas que las personas que visiten tu web vean los contenidos que deseas.

  • La escritura con coherencia es primordial. El formato que se otorga a los enlaces ha de ser simple y con sentido. Igualmente, evita enlazar a http://www.páginaejemplo.com/pagina/http://www.paginaejemplo.com/pagina y http://www.paginaejemplo.com/pagina/index.htm.
  • Procura usar la redirección 301. Si has realizado una estructuración de tus URL, para así indicar correctamente tanto a visitantes como a las arañas rastreadoras. Puedes hacerlo a través del archivo .htaccess y en IIS con la consola de administración.
  • Emplea dominios de nivel superior. Si tu sitio web ofrece contenidos para un público de un país concreto, la URL ha de estar debidamente configurada. Por ejemplo, si la página está dirigida a Italia, ha de ser http://www.paginaejemplo.it, no http://www.paginaejemplo.com/de
  • Facilita el trabajo a los robots de Google. No conviene poner trabas al gigante tecnológico por posibles repercusiones negativas futuras. Permite el acceso de sus rastreadores a tus URLs duplicadas, aunque uses el archivo robots.txt. Al no tener permiso para rastrear páginas que albergan contenido duplicado, no descubren que las URL señalizan al mismo contenido. De este modo, son consideradas páginas únicas y sin ninguna vinculación.
  • Cuida los contenidos de tu site. Trata de tener el menor número de páginas que hablen sobre la misma temática. Agrupa contenidos similares bajo un mismo enlace, o expande los contenidos para que sea necesaria una separación. Todo esto lleva implícito una escritura de URLs de diferentes formatos, además de evitar crear URLs idénticas. Por ejemplo, http://www.ejemplo.com/conoce-parishttp://www.ejemplo.com/conoce-paris-en-dos-dias.

En Antevenio podemos ayudarte a crear la mejor estrategia SEO para tu web. Dominamos todas las ramas del SEO y trabajamos con las mejores herramientas del mercado. Ponemos a tu disposición la manera más efectiva de integrar los mejores avances del sector en tu estrategia de marketing digital.

Etiquetas:

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies