15 motivos por los que tus emails no llegan a las conversiones

Septiembre 28, 2017
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

motivos por los que tus emails no llegan a convertir: la pirámide de la conversión

¿Conoces los motivos por los que tus emails no llegan a convertir como tenías previsto? Todos los días se envían y reciben cientos de emails. El email marketing es uno de los canales más utilizados por las empresas y para nada está obsoleto.

En Estados Unidos, un 91% de la población tiene correo electrónico. Y las estadísticas afirman que el email es más efectivo y potente que, por ejemplo, un tweet. Pero, si todavía eres de los que crees que el email es un canal en decadencia, deberías echar un vistazo a estos datos.

El problema al que se enfrentan las empresas, sin embargo, no es precisamente los envíos de emails. Normalmente los correos llegan bien. Otro asunto es el tema de sus aperturas. ¿Qué es lo que hace que un usuario no abra un email? Existen variados motivos por los cuales el usuario no realiza la acción que provoca las conversiones.

Qué es una tasa de conversión

Imagen de previsualización de YouTube

A la hora de elaborar una estrategia de email marketing debes plantearte un objetivo para esa campaña que vayas a crear. Una vez hayas realizado este paso, tendrás que ir analizando cómo están funcionando los mensajes que envías para lograr dicho objetivo.

La tasa de conversión te indica el número de usuarios que han realizado la acción que habías previsto.  De modo que de este resultado depende que tu campaña sea todo un éxito o más bien un fracaso.

Cómo se calcula la tasa de conversión

Para poder calcular esta tasa de conversión debes realizar la siguiente división:

Número de conversiones/número de visitas totales = tasa de conversión (%).

El porcentaje que salga de este cálculo realizado se refiere a los emails enviados a los usuarios con una acción concreta. Esa acción es, precisamente, la que te marcaste como objetivo en tu campaña. De modo que el resultado que aparezca es determinante para tu negocio. Son esos usuarios los que deberás tener en cuenta para la próxima campaña de email marketing que plantees.

Para la medición de estas tasas de conversión, las plataformas de email marketing cuentan con su propio sistema de reporting en base a los datos de tus usuarios. Si mides, ya estás más cerca de cumplir lo que te propusiste o de realizar las mejoras pertinentes que determines oportunas.

Diversos estudios han demostrado que la mayor parte de las empresas tiene malos resultados en lo que respecta a las conversiones. Así, se estima que uno de cada cinco emails que se envían no llega a la bandeja de entrada de los suscriptores. En porcentajes, un 21% de los correos electrónicos de las marcas nunca llega a la bandeja de entrada de los usuarios.

El principal motivo por el que no logran llegar es por la acción de los filtros antispam, que bloquean directamente el mensaje. No obstante, y aunque ésta sea una de las mayores luchas de todas las empresas, existen muchos otros motivos por los que tus emails no llegan a convertir y que puedes evitar. A continuación tienes algunos de ellos:

Motivos por los que tus emails no llegan a convertir

1.- No tienes actualizada la base de datos de tus usuarios

Algo tan sencillo como esto puede jugar en tu contra cuando se trata de convertir. No tener actualizada la lista de emails o contar con emails que no son reales te hará perder el tiempo.

Para ello existen herramientas que te ayudan a identificar a estos usuarios inactivos para descartar sus direcciones de correo electrónico en futuros envíos. Una de ellas es la plataforma de emailing de MDirector, que en cuanto observa un rebote, elimina ese contacto de inmediato.

2.- No cuidas los emails de confirmación

Se estima que sólo el 26% de las empresas más populares realizan envíos de confirmación. Sin embargo, se constata que es uno de los métodos infalibles para controlar a tus suscriptores. Además, genera una confianza en el usuario por informarle de la aceptación de su suscripción. Plantéate enviar estos mensajes de manera adecuada y automatizada. Podrás observar que obtienes mejores resultados.

3.- El contenido no es relevante

La importancia del contenido que muestres a tu audiencia es, sin duda, uno de los factores más importantes. Y este contenido debe estar elaborado en base tu público objetivo.

Conocer a tu target te ayudará a acertar más en elegir los contenidos que publicarás. El objetivo es que eduques y entretengas a tu audiencia sin olvidar la generación de leads y ventas a partir de cada uno de tus contenidos.

4.- Los mensajes no están personalizados

Según un estudio de Hubspot, los emails personalizados tienen un ratio de apertura de un 17,6% frente a un 11,4% cuando se trata de emails no personalizados.

Se puede observar, por tanto, que con un pequeño gesto, puedes lograr resultados mayores. Además, la ventaja es que si utilizas una plataforma de email marketing podrás automatizar de manera sencilla estos mensajes personales.

5.- No utilizas llamadas a la acción impactantes

lead nurturing: suscripciones

Incluye llamadas a la acción potentes. Si quieres llamar la atención de tus usuarios y que pulsen sobre ellas, es clave ser creativos. Otro análisis indica que los emails con una llamada a la acción incrementan sus clics por un 371%, y las ventas un 1.617%.

Empieza a añadir tus llamadas a la acción donde creas más oportuno. Seguro que atraparás más rápidamente a tu usuario y realizará la acción que le pidas.

6.- Los asuntos de tu email son poco claros

errores en estrategias de marketing móvil

Son muchas las empresas que no reflexionan sobre esta cuestión. Sólo el 47% de los profesionales del marketing miden que el asunto del email se encuentre optimizado. Y eso que esta optimización del asunto también favorece la apertura de emails.

Lo primero que lee un usuario es el asunto, de modo que si es poco interesante, ni siquiera lo abrirá. Empieza por dedicarle unos minutos a pensar sobre las palabras que pueden enganchar más a tus usuarios. Lo más recomendable es que te centres en un asunto corto y claro. Si añades al destinatario a veces genera una mayor confianza y es más fácil que abran el mensaje.

7.- Sobrecargas tus emails con muchas imágenes

Las imágenes son un gran atractivo para la vista de cualquier usuario. Muchas estrategias de marketing digital están enfocadas en buscar las imágenes de mayor calidad para que el texto se haga más ameno. No obstante, y principalmente con los emails, la inserción de muchas imágenes puede ser finalmente una distracción para el usuario.

No olvides que tu objetivo es que tu CTR crezca. Llenando el mensaje de imágenes conseguirás justo lo contrario. Los gráficos no tienen que ser distracciones sino elementos que inciten al usuario a hacer clic o cualquier otro tipo de interacción.

8.- Creas contenidos demasiado largos

Hay dos factores que intervienen en que una lectura muy larga no sea leída:

  1. La falta de tiempo.
  2. El aburrimiento a mitad del texto.

El ritmo de vida que llevan las personas hoy en día hace imposible leer un texto demasiado largo. Por eso, es importante centrarte en la parte más relevante del texto que quieras destacar y tratar de ser informativo pero entreteniendo paralelamente a tu público. De lo contrario, el resultado será la pérdida de suscriptores y clientes nuevos que podrían ser de tu interés.

9.- No estás utilizando el email como tu canal prioritario

El repunte que han tenido las redes sociales en los últimos años es una obviedad. Puedes observar como ya casi todas las empresas cuentan con su estrategia de marketing en social media.

Pero, ¿y el email? Lo cierto es que, según un estudio de Mailigen, el 89% de los profesionales del marketing consideró que el email es el canal principal para la generación de clientes. Con este alto porcentaje queda claro que el email tiene aún mucho que ofrecer. Deberías valorarlo como uno de tus canales prioritarios dentro de tu estrategia de marketing digital.

10.- No envías los emails en el momento adecuado

horas de la semana para enviar emails

El envío de un email a una hora u otra también influye en que éste convierta o no. Algunos estudios determinan que la hora óptima de envío de email y la consiguiente ctr o click-through es las 11am. Pero este aspecto varía según el sector al que te dediques e, incluso, dependiendo de la propia marca.

Trabaja adecuadamente tus campañas y analiza los resultados de enviar mensajes en días y horas diferentes. Los datos marcarán el futuro de tus campañas-

11.- Tus emails no tienen diseño responsive

porcentaje de email responsive

Hoy en día, la navegación a través de dispositivos móviles se ha disparado. Y ha superado a la navegación desde ordenadores de sobremesa. En el caso de los emails se constata que un 54% de los mensajes se leen desde el móvil.

Esto significa que si los contenidos de tus emails no se adaptan a los móviles, estarás perdiendo más de la mitad de las conversiones de tus usuarios. Por lo tanto, más vale que tomes en serio este punto. Una opción que puedes contemplar son las diferentes plantillas responsive que ya están hechas para ser utilizadas.

12.- No dejas clara tu imagen de marca en los envíos

Cuando recibes un email en el que se puede observar de forma clara cuál es la marca que lo envía, confías más a la hora de abrirlo. Es importante que como marca los usuarios te identifiquen en cuanto reciban los mensajes.

Si repites esta acción y siempre sigues las mismas pautas, las posibilidades de conversión serán mayores. Y, además, conseguirás fidelizar a tu target.

13.- No utilizas un diseño atractivo

El diseño lo es todo si quieres atraer la atención de tu suscriptor. Si trabajas y te esfuerzas en cada uno de los aspectos como el color, la tipografía, los espacios, etc. lograrás que tu usuario se encuentre satisfecho y quiera seguir recibiendo tus mensajes de correo.

Cuanto más creativo seas mejor. Trabaja la imaginación y sorprende a tu usuario. Notarás como tus emails convierten mucho más.

14.- Los mensajes de tus emails son complejos

Si tus suscriptores no entienden lo que lees es imposible que logres que tengan interés en ese contenido. Es importante que te bases en textos sencillos y muy claros. El objetivo es que el usuario entienda lo que le pides y realice esa acción.

Observarás que haciendo uso de mensajes simples llegarás más fácilmente a tus suscriptores, captarás la atención de los nuevos leads y, por supuesto, tus emails tendrán mayores conversiones. Deja por tanto el vocabulario técnico para otra ocasión y llama la atención del usuario con mensajes que impacten y atraigan.

15.- No estás utilizando las métricas correctas para tu industria

motivos por los que tus emails no llegan a convertir

Dependiendo de la industria el CTR cambia por completo. Según Smart Insights la media de CTR para una industria puede ir del 15% al 28%. Por tanto, debes utilizar las métricas que se adecuen a tu industria concreta. Las comparaciones debes hacerlas con profesionales de dentro de este campo. Comprobarás así que, a lo mejor, tu CTR no era tan malo…

Una vez mencionados los motivos por los que tus emails no llegan a convertir, ya estás casi preparado para aplicar todos estos aspectos en tu estrategia de email marketing.

Sin embargo, te falta lo más importante: Apostar por una buena plataforma de email marketing que se encargue de realizar estas acciones y de medir cada ratio durante y al final del proceso. Una herramienta como MDirector te asegurará una buena campaña y unas excelentes conversiones.

Tú tienes necesidades, nosotros soluciones

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies