Qué es el SEO negativo

septiembre 06, 2018
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué es el SEO negativo

SEO negativoMuchos no sabrán a lo que se refiere el SEO negativo y es que aún muchas marcas no han dedicado el tiempo suficiente a entender cómo funciona el posicionamiento web.

El SEO hace referencia al posicionamiento en buscadores de los contenidos web. Es decir, que a través de una serie de herramientas se puede favorecer la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. Pero, hecha la ley hecha la trampa.

En el mismo sentido existen tácticas que desacreditan otros sitios webs o contenidos de marcas de la competencia. Todo ello puede resultar fatal para una empresa que acaba de salir al mercado o un ecommerce. De ahí, la necesidad real de entender qué es el SEO negativo y cómo se debe combatir.

Qué es el SEO negativo

SEO negativoEl SEO negativo hace referencia a un conjunto de técnicas sin ética y potencialmente ilegales basadas en acciones negativas. Normalmente este tipo de acciones se dirigen contra webs de la competencia, a fin de “castigarlas“. Lo que se consigue es que estas queden desindexadas o que bajen puestos en los resultados de búsqueda.

Evidentemente, estas acciones son frecuentemente penalizadas por los motores de búsqueda. Además, el SEO negativo puede ser contrarrestado si las marcas monitorizan de forma constante su propio perfil de enlaces. De este modo tienen la oportunidad de corregir cualquier enlace extraño o negativo que pueda surgir.

El SEO negativo más habitual

Existen cuatro tipos de SEO negativo más habituales. Por ello, también son más fáciles de identificar y de corregir.

1.- Backlinks de mala calidad

SEO negativo de backlinks

Es una de las prácticas más conocidas de SEO negativo. Se trata de enviar cientos de links de baja calidad hacía la web que se intenta penalizar. Además, suelen enlazar la web a palabras clave que poco tienen que ver con el contenido del sitio.

El problema es que cualquiera puede poner en práctica esta técnica. Con tiempo, cualquiera puede comentar e insertar enlaces de forma masiva en blogs sin moderar, abandonados y foros, entre otros.

Aquellos usuarios que suelan monitorizar su perfil de enlaces verán que, tras un ataque de SEO negativo, aumentan a cientos o miles los enlaces del perfil. Por suerte, la mayoría de sitios no moderados, donde se pueden insertar libremente este tipo de enlaces, se incluye automáticamente el atributo de no-follow. De ese modo se disminuye su eficacia.

Dentro de esta categoría y similar al spam se encuentra la práctica de enviar decenas de comentarios falsos al sitio web que se quiere penalizar. Existen programas que lo hacen de forma automática y prácticamente sin presupuesto. Los comentarios y backlinks de baja calidad afectan al sitio web al que se dirigen pero tienen solución.

Soluciones al los backlinks negativos

Para evitar este tipo de SEO negativo las marcas tienen que monitorizar semanalmente los enlaces. Sobre todo si se sospecha que se está recibiendo algunos de estos ataques de SEO negativo.

Una forma sencilla de hacerlo es a través de Google Search Console. Se pueden monitorizar los contenidos y los enlaces de la web en cuestión. Sobre todo, permite fijarse en aquellos que no se han creado conscientemente.

Además, todo aquel que haya sufrido este tipo de ataques puede realizar un informe (con los enlaces tóxicos) a fin de enviárselos a Google. Se trata de enviar un documento de texto, un Disavow, al buscador. De este modo, se puede desautorizar este tipo de SEO negativo.

2.- SEO negativo en textos ancla

SEO negativo

Uno de los peores ataques de SEO negativo es el que afecta al texto ancla. En cierto modo, podría tratarse incluso de una estrategia de SEO convencional. En ocasiones puede que el propio creador de la página sea el autor de este error.

Sin embargo, a largo plazo, sobre todo si la intención del creador es mejorar su posicionamiento, se debe evitar todo lo que Google considere cuestionable.

En la gran mayoría de casos este tipo de prácticas proviene de páginas web de baja calidad y terminan desapareciendo con el tiempo. Aún y todo pueden perjudicar a la web de destino por lo que, una vez más, se recomienda monitorizar cualquier actividad que se lleve a cabo.

Uno de los peores casos es cuando se trata de una campaña masiva de enlaces do-follow que además usan las palabras clave habituales en el sitio web. Google creerá que el dueño de la web está utilizando las palabras clave de forma abusiva en los backlinks y lo penalizará.

Cómo actuar tras el ataque

  • ​La empresa perjudicada debe estudiar el perfil de enlaces, especialmente la densidad de las Keywords en los textos ancla.
  • Desarrollar un perfil histórico de los enlaces, y fijarse cómo estaba antes de los ataques. Fijarse cómo estaban posicionadas las palabras clave antes del ataque.
  • Reducir la densidad de palabras clave afectadas a fin de volver a una situación previa, que Google considere correcta.
  • Realizar los cambios progresivamente y con paciencia. Cualquier cambio brusco puede empeorar la consideración de Google. Si por ejemplo la densidad de palabras clave antes del ataque era del 4% no se debe bajar de golpe al 2%. Se recomienda bajar progresivamente, un 1% cada semana, por ejemplo.
  • Construir enlaces de calidad que apunten al propio sitio web usando las palabras clave de la marca, o neutras.
  • No utilizar las palabras clave afectadas por el ataque hasta que este no se diluya.

3.- Duplicación de contenidos

plagio

Se trata de una de las prácticas más habituales del SEO negativo. Consiste en distribuir el contenido de la web que se quiere dañar por webs potenciamente tóxicas.

La forma de actuar de los que la utilizan es sencilla. Lo más habitual es que se comparta a través de las RSS de un blog. Sin embargo, compartiendo el contenido, copiándolo por ejemplo, por sitios con total descontrol también funciona.

Dentro de esta categoría también entrarían los plagios. La competencia puede robar distintos tipos de contenidos para distribuirlos ella misma, y sin citar la autoría real del contenido.

Si el contenido se ha realizado en WordPress, existe una forma sencilla de contrarrestar este tipo de prácticas. Usando el plugin de Yoast, se puede configurar el Feed RSS. Se recomienda poner un enlace al contenido original en el espacio al final del post.

Otra posible solución es insertar enlaces no-follow en los contenidos que se crean. De ese modo se evita que, en caso de que se seas víctima de SEO negativo, se creen enlaces do-follow tóxicos.

Cómo evitar el plagio de contenidos

Se recomienda que todos los autores de un contenido específico indexen sus artículos nada más publicarlos. Si Google indexa tu contenido antes que la copia sabrá cuál es el original y descartará el resto de copias.

Otra forma, menos eficaz de solucionar el problema es pedir directamente al responsable del sitio web que retire el contenido plagiado. En el mejor de los casos, te han hackeado y están publicando el contenido automáticamente sin que lo sepas.

En el peor de los casos, si no quieres retirarlo porque lo has compartido voluntariamente, se puede pedir a Google que retire el contenido. Sin embargo, el problema de todo ello radica en que resulta complicado encontrar el contenido duplicado o copiado.

Google ofrece la opción de crear alertas con los títulos de los contenidos propios. En caso de copia exacta, el buscador avisará al legítimo propietario de la copia que está circulando.

4.- Hackeo de la web

SEO negativo

Este tipo de SEO negativo es más complicado de identificar y el que más tiempo te va a llevar. Existen expertos que se dedican a buscar las vulnerabilidades de las webs hasta que consiguen entrar en el sistema.

Pueden hacerlo a través de las bases de datos, de plugins o a través del acceso de la contraseña, entre muchos otros. Estos expertos utilizan software especializado para testear servidores propios y acceder a ellos.

Para luchar contra ellos se recomienda tener actualizadas las versiones de los editores. Por ejemplo, si se utiliza WordPress, se debe tener siempre actualizada la última versión. En el mismo sentido, se recomienda tener los plugins actualizados y alguna herramienta específica de bloqueo ante posibles ataques.

Por otro lado, es muy recomendable tener siempre copias de seguridad, por si no hay más remedio que restaurar el sistema después de un ataque.

Probabilidad de ser víctima del SEO negativo

El SEO negativo afecta a todas las marcas que compitan en los buscadores y en Internet. Es decir, a cualquiera. Por ello es importante que tanto creadores de contenido como grandes empresas dediquen tiempo y esfuerzo a combatir algunas de estas malas prácticas.

Los ataques de SEO negativo se multiplican cuando el sitio web en cuestión compite en nichos muy competitivos o de temáticas específicas. Además, cuanto más útil sea el sitio web menos probabilidades existen de que Google penalice al mismo, a pesar de sufrir ataques de SEO negativo.

El objetivo de los creadores de contenidos es generar información útil y de relevancia que los propios usuarios consideren valiosa. Así volverán a la web y generarán backlinks orgánicos.

Si como marca, quieres crear contenido auténtico y evitar el SEO negativo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Antevenio podemos ponerte en contacto con influencers reconocidos que distribuirán tu contenido con responsabilidad en cientos de blogs, webs y perfiles de redes sociales.

Etiquetas:

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies