Cómo proteger la información de tu base de datos

noviembre 16, 2017
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Cómo proteger la información de tu base de datos

proteger los datos de tu base de datos

Proteger los datos de tu base de datos es imprescindible para que tu negocio siga su curso. El mantenimiento de una base de datos de clientes es una de las cuestiones más importantes para cualquier empresa.

De hecho, contar con una buena base de datos influye directamente en la experiencia de usuario. Si se trata de una lista de registros actualizada, las opciones de que tu cliente reciba el mensaje será mayor. Pero no todas las empresas se han preocupado por esta cuestión.

El primer paso es analizar que los clientes registrados son reales y no bots, por ejemplo. Existen diferentes tipos de bots o cuentas falsas que pueden estar dañando tu reputación y efectividad como marca.

Si estás pensando en realizar una campaña de email marketing o lanzar newsletters, es recomendable hacerlo con un minucioso análisis de todos los datos con los que cuentas. Los negocios ya consideran el Big Data como una de las disciplinas más relevantes del marketing digital.

Este Big Data puede ser tentador, porque son los datos los que permiten aprender y mejorar. No obstante, un buen registro de datos es la base sobre la que se cimienta una campaña de marketing digital efectiva.

Claves para proteger los datos de tu base de datos

proteger los datos de tu base de datos

La presencia digital que pueda tener tu negocio es la identidad y la cara que muestra tu compañía al mundo. Una empresa que comparte contenidos de calidad con sus clientes es probable que también se preocupe por proteger los datos de los mismos.

La imagen que quieras transmitir en el mundo digital es un escaparate que muestra otro tipo de valores de marca. Así, un sitio web puede estar transmitiendo confianza o desconfianza a un usuario.

Los clientes no sólo buscan contenidos bonitos. También están interesados en que sean creíbles, en conocer la identidad del editor o que la información sea rigurosa. De todos esos aspectos, dependerá que seas una empresa fiable en proteger sus datos. Por tanto, hay un camino extenso y arduo para lograr esa confianza.

Una herramienta que inspira tranquilidad a los usuarios es la política digital. Quizás no se encuentre entre tus prioridades de cosas. No obstante, no contar con una política de actuación en los diferentes espacios dgitales puede acarrear consecuencias muy negativas para tu marca.

La importancia de la integridad digital

proteger los datos de tu base de datos

No proteger los datos de tu base de datos puede hacer desaparecer tu negocio. El incumplimiento en la protección de los datos por parte de un negocio puede acarrear grandes gastos. Desde el cómputo forense y las multas que se aplican a una demanda judicial y la pérdida de tiempo en el transcurso de la denuncia.

¿Qué se entiende por integridad de datos?

Cuando se habla de la integridad de un dato, se habla de exactitud y precisión en la información. Esta cualidad en la información va ligada al propio dato y no al lugar donde es almacenado. Se trata de una información completa, sólida, homogénea acorde a los datos de sus creadores.

Esta información rigurosa y completa proviene de proteger los datos de tu base de datos de un proceso o de un sistema que lo destruya o lo modifique. No contar con un sistema de integridad que pueda proteger los datos de tu base de datos puede provocar que haya ataques de todo tipo.

Ataque de denegación de servicio

proteger los datos de tu base de datos

Un ejemplo de esos ataques es el denominado Ataque de denegación de servicio. Este tipo de ataque es una de las consecuencias de no contar con una seguridad total en tu negocio. Conocido por las siglas DoS, este ciber-ataque provoca que no puedas seguir dirigiendo tu negocio como hasta ahora al no permitir a los usuarios acceder a los recursos o servicios que ofrecías.

Este ataque puede ser perpetrado de muchas formas. Puede ocurrir que, por ejemplo, la carga de tu sitio web sea más lenta. Y ya es sabido que un usuario no aguanta más de tres segundos para que se cargue una página. Esta mala experiencia de usuario incide en que éste decida buscar esa información en la competencia. Pero, lo que es peor, serás recordado tan negativamente, que no querrá ni volver a tu sitio web.

La experiencia de usuario lo es todo. Tras este ataque, el cliente no sólo estará decepcionado. Aún peor, ya no confiará en tu empresa nunca más.

La integridad digital es mucho más que proteger los datos de tu base de datos. Requiere de una política digital completa incorporada en todos los procesos de tu negocio.

Componentes de una política digital

1.- La recopilación de datos

proteger los datos de tu base de datos

La gran mayoría de las empresas y marcas han adoptado el pensamiento de a más datos, mayores beneficios de negocio. Este es un error muy común, que debes evitar.

Existe una lucha virtual entre compañías por obtener datos de los usuarios. Estos datos se obtienen de diversas formas, desde una compra o un registro en el que debes escribir el nombre, apellidos, ciudad, teléfono, email e incluso cumpleaños.  

Toda esa información recopilada sirve para poder segmentar y analizar el mercado. ¿Pero qué ocurriría si de pronto ocurre un ciber-ataque? No contar con un sistema de protección de datos, repercutirá en la pérdida total de información.

Por otra parte, en lo que se refiere al negocio. Contar con muchos datos de los cuales no recibes ROI porque no son de valor, sólo te generará pérdidas de negocio.

Debes arriesgarte a apostar por esa ingente cantidad de datos, cuando lo haces de una forma inteligente y en situaciones críticas de negocio. 

2.- El almacenamiento de datos

proteger los datos de tu base de datos

Este segundo componente está muy relacionado con el primero, ya que esos datos tendrán que guardarse en algún lugar. Para ello, hace falta almacenar todos esos datos de una forma segura.

No obstante, del mismo modo que ocurre con la recopilación de información, debes ser igual de crítico con el almacenamiento de los datos.

Son datos de clientes, así que es crucial que te lo tomes con la seriedad que merece. Pensar que almacenar todo te puedo sacar de un apuro algún día, es un grave error. Los datos no se deben ver como una ayuda para un momento puntual, sino como algo crítico a los cuales tienes que acudir, por el bien de tu negocio.

3.- Los requisitos legales

proteger los datos de tu base de datos

Los retos a los que se enfrentan la economía global es a la legislación de los datos. El Big data es un fenómeno que no ha hecho más que empezar, y si no hay regulaciones y leyes que legislen, puede convertirse en un futuro, en un grave problema.

En Estados Unidos, por ejemplo cuentan con regulaciones de recopilación, uso y almacenamiento de la información de sus clientes. Hay estados que tienen regulaciones más estrictas que otros.

No obstante, el grueso del problema ocurre cuando un negocio cruza el límite legal de una nación. La legalidad en China o en España no es igual, en cuanto a datos de los ciudadanos se refiere. 

Una empresa que se encuentra en la nube y el trabajo es online, ¿dónde tiene su localización? ¿cómo se puede legislar? El almacenamiento de todos esos datos de clientes debe estar presidido por una regulación.

La importancia de legislar estas cuestiones cada vez tendrá más peso, porque son cada vez más los negocios que ofrecen servicios en la nube. Estas empresas, por naturaleza son independientes y no constan pertenecer a ninguna localización geográfica. 

Encontrar una solución a este problema crítico es en lo que se está trabajando en estos momentos. No obstante, para no correr riesgos, lo recomendable es que sea un profesional legal o digital, el que te guíe durante el proceso. 

4.- Plan de crisis

El hecho de contar con una política digital adecuada, no impide que ocurran este tipo de incidentes en el mundo online. No obstante, ayuda a que los daños ocasionados sean menores.

Ante situaciones de crisis, siempre se debe contar con un plan establecido de antemano. Una comunicación adecuada puede ayudar a erradicar el problema.

Ese plan debe recopilar toda la información necesaria, desde el descubrimiento del incumplimiento de la legalidad, hasta las respuestas que se darán tanto a los perjudicados de ese incidente como a las agencias legales.

Finalmente, es importante reflexionar sobre las personas que se ocuparán de participar en este análisis. Igualmente, al tratarse de un cambio, la gestión de be hacerse con un minucioso cuidado. No hay que olvidar tampoco, que al tratarse de una cadena, puede haber muchos más perjudicados. Por tanto, se trata de mirar también a los agentes externos.

5.- La implementación del plan

Este último paso es posiblemente el más relevante de todos. No obstante, se ha demostrado que es en este componente dónde las políticas digitales no funcionan correctamente.

El problema radica en que las compañías no terminan de implementar todo lo que hicieron por el camino. Se paran justo antes de la línea final. Las políticas digitales que no acaban de finalizarse no sirven como prueba de documento que certifique, que efectivamente, como empresa, conocías los riesgos.

Es incluso más peligroso no acabar de implementar esas políticas, que no contar con ellas.

Proteger los datos de tu base de datos es una cuestión fundamental, para que tu negocio siga por el buen camino. Son muchos los riesgos que puede haber, por no contar con una política digital correcta.

No obstante, cualquiera no podrá realizar una gestión adecuada. Si quieres proteger los datos de tu base de datos, debes contar con profesionales digitales que lo hagan por ti.

En MDirector, son conscientes de ello, y trabajan por la seguridad de todas sus empresas. Los objetivos de sus clientes son los suyos propios. ¿Quieres conocer más acerca de la plataforma de email marketing más popular en el mercado?

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies