Como crear embudos de conversión en Google Analytics

marzo 18, 2016
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Imagen de previsualización de YouTube

¿Tienes mucho tráfico que llega a tu web pero pocas conversiones? ¿No cumples los objetivos prefijados? Es posible que tu problema se encuentre en los embudos de conversión que has prefijado en Google Analytics. En este post trataremos este asunto abordando algunos consejos con los que podrás optimizar y crear tus embudos de conversión además de empezar a analizar los resultados de tu sitio web.

La conversión es el factor esencial de la analítica de cualquier página web ya que es el indicador que viene a decir si se están cumpliendo los objetivos que has marcado para el espacio. La conversión puede hacer referencia a todo tipo de temas y acciones, desde el registro más sencillo a la compra de un producto. Cada empresa puede marcar un tipo de acción que considerará como conversión.

Es importante fijar bien qué acciones consideras como conversiones. Ten en cuenta que por muy bien diseñado que puedas tener tu sitio web no todos los usuarios terminarán haciendo clic en el botón que deseas. Por eso, todo en tu página web, y más si se trata de una landing page, debería llevarle a pulsar en el punto que has decidido fijar como acción de conversión. De ahí que para optimizar el diseño de tu página web sea necesario prefijar correctamente los embudos de conversión.

¿Qué son los embudos de conversión?

Google Analytics define un embudo de conversión como “la ruta que realizan los usuarios para llegar a un determinado destino. En líneas generales, por tanto, un embudo de conversión es la vía que te permitirá conocer el camino que ha seguido el cliente que ha llegado a tu sitio web hasta que se ha producido la acción que le ha llevado a la conversión.

El embudo, por tanto, es el proceso que te ayudará a trazar el camino seguido por el usuario que llega a la web, detectar su comportamiento y dibujar el camino seguido, para saber en qué momento se ha realizado la conversión o dónde ha decidido abandonar el proceso.

Conocer el camino seguido por el usuario mediante los embudos de conversión te permitirá saber, entre otras cosas:

  • En qué puntos de tu sitio web se producen fugas de clientes.
  • En qué lugares los usuarios hacen, o practican, una acción que conduce a la conversión.
  • Qué páginas funcionan mejor en la obtención de esa conversión esperada.

Analizar el comportamiento de los usuarios en la nevagación por tu página web te será de enorme ayuda si estás en pleno proceso de renovación de un sitio web, si buscas saber qué páginas funcionan bien, si esperas aumentar las conversiones o si quieres mejorar los resultados generales de las acciones que has acometido.

¿Cómo crear embudos de conversión en Google Analytics?

embudos de conversión en Analytics

Google Analytics es la herramienta de analítica más versátil y, por tanto, más empleada por las empresas. Por eso, crear embudos de conversión con esta herramienta será lo que te permitirá poder analizar de mejor manera las acciones que llevan a tus clientes a la conversión.

Para poder crear el embudo de conversión solo necesitarás tener una cuenta en Google Analytics y fijar los objetivos. A partir de ahí, el proceso avanzará con sencillez para tener en tu mano los embudos de conversión que deseas.

Para empezar a crear los embudos de conversión debes seguir los siguientes pasos:

  1. Accede a Google Analytics.
  2. Una vez estés dentro de tu perfil accede al menú de Administrador.
  3. Dentro de este menú encontrarás varias opciones (ver configuración, objetivos, filtros, configuración del canal,…). Selecciona entre todas esas opciones la denominada Objetivos, que será la que te ayude a comenzar a fijar los embudos de conversión de tu sitio web.
  4. Pulsando en objetivos, el sistema te llevará a crear un nuevo objetivo.
  5. Da un nombre al objetivo. Lo más interesante es que el nombre indique el tipo de acción que el usuario necesita realizar para poder convertir.

Tipos de objetivos en Google Analytics

Descripción de objetivos en Google Analytics

Google Analytics propone 4 tipos de objetivos que puedes seleccionar al fijar los objetivos: objetivos de destino, objetivos de duración, objetivos de eventos y objetivos de páginas/pantallas por sesión. Elige bien el tipo de objetivo porque cada uno hace referencia a un tipo de acción muy diferente. Esto es lo que miden los objetivos de Google Analytics:

  1. Objetivos de destino: Los objetivos de destino fijan la conversión en una página concreta de tu sitio web. El usuario que llegue a la página que has fijado será considerado como conversión, simplemente por llegar a una página. Para poder fijar este tipo de objetivo bastará con introducir el nombre de la página o la URL de la página del destino, el de la página que será considerada como punto de conversión para todos los usuarios que lleguen a ella.
  2. Objetivos de duración: A diferencia del objetivo de destino, el objetivo de duración basa su capacidad de medir la conversión en el tiempo que un usuario pase en una página. Puede que el usuario esté leyendo la información y no compre un producto, pero si ha estado durante X tiempo en esta página, será considerado como conversión. La idea con este tipo de objetivo es que fijes el tiempo mínimo que un usuario debe permanecer en una página para poder ser considerado como conversión. Así, el usuario que permanezca más tiempo del fijado a la hora de crear el objetivo será considerado como conversión.
  3. Objetivos de evento: Para poder fijar un objetivo sobre un evento es necesario marcar lo que se considerará como evento en tu sitio web. Gracias a este tipo de objetivo se considera conversión al usuario que interactúa con tu sitio web. Como indica el propio Google Analytics, los eventos son “interacciones del usuario con contenido cuyo seguimiento se puede realizar independientemente a partir de una página web o una carga de pantalla. Las descargas, los clics en anuncios para móviles, los gadgets, los elementos Flash, los elementos insertados AJAX y las reproducciones de vídeo son todos ejemplos de acciones de las que puede realizar un seguimiento como eventos“. Así, puedes medir el número de usuarios que descargan un contenido en tu sitio web (formulario, whitepaper o guía), así como los tipos de elementos con los que interactúan (vídeo que reproducen o fotografía que amplían).
  4. Objetivos de páginas/pantallas por sesión: Al mismo tiempo que puedes fijar la duración en una página como conversión, puedes fijar también que el número de pantallas por las que el usuario pasa puedan considerarse como conversión. Con este objetivo, si decides que el usuario que convierta debe pasar por 5 páginas, al pasar por este número de páginas el propio sistema de Google Analytics considerará que es una conversión.

Tras haber elegido el tipo de objetivo llega el momento de fijar el embudo de conversión. El sistema de Google Analytics es realmente sencillo para fijar los embudos de conversión ya que sólo es necesario realizar 2 acciones:

  • Marcar la opción de embudo de conversión.
  • Seleccionar los pasos a seguir para que un comportamiento determinado sea considerado conversión. Así, debes seleccionar todos los pasos por los que el usuario debe pasar para llegar a un resultado concreto que identificarás como la conversión. Al marcar las páginas por las que tiene que pasar el usuario para convertir conseguirás que en cada página por la que el usuario pase el sistema registre el número de usuarios que llegan y el número de usuarios que salen. De este modo, el sistema registrará, y te informará, de que, por ejemplo 15 usuarios han entrado al paso 1, pero han salido 10. De estos 10 que han ido al paso 2 sólo la mitad llegan al tercer paso,… y así hasta la conversión final.

¿Cómo puedes saber que los embudos de conversión funcionan?

Imagen de previsualización de YouTube

Al crear los embudos de conversión, es decir, estas rutas por las que los objetivos fijados terminarán en conversión, Google Analytics comenzará a registrar el proceso que sigue cada uno de los usuarios. Por tanto, Analytics te informará del número de usuarios que han entrado en el paso que has fijado, el número de pérdidas que has tenido, y el porcentaje de usuarios que han seguido la ruta que has fijado.

Se llama embudo (funnel) a este proceso porque en los resultados que Google Analytics te ofrece, el dibujo por el cual sabrás si un paso se ha cumplido o no tiene forma de embudo, comenzando por una parte superior más amplia y terminando en un punto más estrecho.

Este tipo de gráfico tiene su lógica dado que en ningún caso pasarán a la siguiente etapa un número de usuarios mayor del que ha entrado pero siempre se tendrá en cuenta que un número concreto de usuarios puede terminar abandonando la página en cada uno de los pasos definidos.

En definitiva, si empleas los embudos de conversión podrás conocer cómo funciona tu sitio web, el número de usuarios que han llegado a través de diferentes canales, qué páginas funcionan mejor o en qué páginas debes comenzar a dar un cambio radical.

Todo ello lo podrás lograr si acabas por conocer en profundidad el proceso que ha seguido el usuario hasta terminar de convertir y las razones por las que ha seguido unos pasos y no otros o por qué ha completado todo el proceso como lo habías fijado.

Los embudos de conversión son una de las herramientas habituales de los profesionales que forman Antevenio Go! utilizan a diario para ayudarte a incrementar el número de leads que necesitas.

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies