Estrategias de marketing online para satisfacer al cerebro reptiliano

diciembre 06, 2015
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Imagen de previsualización de YouTube

El cerebro humano se divide en 3 partes, el neocortex, el sistema límbico y el cerebro reptiliano. Esta última parte, el cerebro reptiliano, es la encargada de gestionar los impulsos más primarios (los impulsos vitales).

Al elaborar tus estrategias de marketing online puedes utilizar la psicología aplicando algunos de los siguientes 3 factores para conseguir vender más:

1 – Efecto halo (Halo effect)

La percepción que tiene la gente en general al crear suposiciones sobre una persona, o un objeto, a partir de un rasgo o característica única. Si una persona es atractiva, lo habitual es pensar instintivamente que es buena persona. Es un efecto que tiene su influencia en la educación y en los juicios.

Para emplear este efecto en tus estrategias de marketing online diseña un sitio web bonito, elegante, atractivo, relevante y oportuno. La primera impresión debe ser buena, organizada y correcta. Si tu sitio web está bien diseñado habrás cumplido con el primer paso para convencer al visitante.

Otra forma que puedes emplear es mediante los emails de bienvenida. No se trata de hacer la pelota al visitante sino de que el primer efecto sea el más positivo posible. Personaliza el mensaje al máximo y ofrece un trato único y particular a cada cliente, estos se sentirán queridos y parte de la comunidad de tu compañía, por lo que reducirás las posibles consecuencias de una situación negativa posterior.

2 – Efecto arrastre (Bandwagon effect)

Consiste en que en general las personas hacen y creen ciertas cosas pensando que como las hacen otras personas son las correctas.

Se pueden enmarcar dentro de este efecto las campañas virales, como el ice bucket challenge, el planking, etc. Las costumbres y modas se contagian y las personas sienten una necesidad de imitar modelos.

Dentro de tus estrategias de marketing online, el efecto arrastre lo puedes trabajar a partir de recomendaciones de amigos, etc. Personas que comparten el contenido de tu sitio web y hagan al resto de usuarios partícipes de ello.

Por ejemplo, si tu sitio web ha solucionado los problemas de un usuario, de forma satisfactoria, rápida y barata, lo más probable es que esta persona recomiende tu sitio web a otra en la misma situación que ella, elaborando una cadena con la que atraer potenciales clientes. Esto obliga a que el trato sea siempre el mejor, y que el servicio cumpla con lo que se espera de él.

3 – Efecto anclaje (Anchoring)

Es la tendencia natural que tiene el ser humano de basarse en las primeras informaciones para tomar decisiones. Según este efecto la primera información que recibe la persona es la que después influirá en su decisión final.

Para emplear este efecto es interesante jugar con el precio. Puedes vender un producto a un precio superior al que tiene, pero convencerás al cliente de que lo compre mediante la comparación.

Si fijas un precio X, pero señalas que este precio es menor al precio inicial, el cliente percibirá una gran oportunidad en el producto por el que muestra interés. Pero este efecto se verá aumentado si se muestra un tercer precio, el de un producto similar. El tercer producto debe tener un peor aspecto, no tener ninguna oferta y además tener un precio superior al producto que intentas vender.

Gracias a estas estrategias de marketing online podrás convencer al cliente a partir de la psicología, de forma sencilla, pero estudiada. Haz que el cerebro reptiliano de tus clientes sea el que tome las decisiones.

¿Necesitas captar más leads que conviertan a menos coste?

Artículos relacionados

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies