Cómo reducir la tasa de rebote

abril 08, 2015
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

tasa promedio de rebote

Una tasa de rebotes alta es uno de los indicadores que ponen en evidencia que tu página web tiene problemas o que los usuarios que llegan a ella no son los adecuados.

La tasa de rebote o bounce rate muestra la cantidad de usuarios que han abandonado tu sitio web después de haber visto sólo una página. Sólo hay un caso en el que hay que poner en cuestión la tasa de rebote y es cuando tienes un ratio muy alto pero una alta permanencia en el sitio y se trata de un contenido muy largo. Esto indica que los usuarios pueden hacer leído todo el texto.

Sin embargo, no es lo habitual. Cuando una tasa de rebote es alta es importante revisar que no hayas caído en alguno de los errores que se muestran en la infografía de QuickSprout que publicamos al final de este post: no atraer a los usuarios adecuados, mala usabilidad de la página, tiempos de carga altos o contenidos poco segmentados.

8 maneras de reducir la tasa de rebote

Partiendo de las razones identificadas por QuickSprout hemos identificado 8 formas para reducir la tasa de rebote de tu página web:

1.- Fija expectativas realistas

Es importante conocer las tasas de rebote promedio para los diferentes tipos de espacios web y tenerlos en cuenta a la hora de establecer objetivos cuantitativos. Los valores promedio que indica Google Analytics a fecha de 2014 son:

  • Sitios de contenidos: 40-60%
  • Generación de leads: 30-50%
  • Blogs: 70-98%
  • Webs de venta online: 20-40%
  • Webs de servicios: 10-30%
  • Landing pages: 70-90%

2.- Atrae a los visitantes adecuados

No tiene sentido conseguir mucho tráfico si los usuarios no son los adecuados. Por eso es vital que identifiques adecuadamente las fuentes de tráfico y analizar la tasa de rebote que obtienes por cada fuente (directo, orgánico, campañas de email marketing, de referencia,…)

Además, debes tener especial cuidado con la elección de las palabras clave que utilices en cada una de las páginas tanto en el texto como en las metatags. Atraer público orgánico que luego se va porque no es lo que buscaba es un error que hace aumentar la tasa de rebote.

3.- Optimiza la usabilidad y utiliza un buen diseño web

El mínimo exigible para evitar tasas de rebote altas es una página web bien organizada, con fuentes en tamaños adecuados, con el contraste adecuado no sólo de colores entre fondo y texto sino también entre espacios con contenido y espacios en blanco, un diseño atractivo y un contenido mostrado en secciones que ayude a su visualización.

4.-  Reduce la velocidad de carga

A nadie le gusta esperar demasiado para ver el contenido de una página web. Por eso debes optimizar todo aquello que pueda ralentizar su carga como, por ejemplo, abrir los enlaces externos en nuevas pestañas o reducir el uso de elementos multimedia con precarga.

5.- Ofrece buenos contenidos

Es uno de los factores determinantes: disponer de contenidos de calidad adaptados y optimizados para los visitantes: imágenes no sólo atractivas sino que muestren ideas y textos que el usuario esté ávido de consumir.

Además, es importante que el mensaje sea siempre lo suficientemente claro, sencillo y coherente entre todas las piezas, el anuncio o email y la landing page.

Dos elementos básicos para conseguirlo son el titular, que también debe estar optimizado para los motores de búsqueda y la llamada a la acción que es la que debe dirigir la atención del hacia donde quieras que realice la acción.

6.- Aprovecha el vídeo

Una buena manera de reducir la tasa de rebote es disponer de elementos multimedia atractivos. Eso sí, es necesario que indiques a los usuarios qué van a encontrarse si reproducen los vídeos y, sobretodo, no hacerlos demasiado largos.

7.- Evita los pop ups

Las ventanas emergentes (pop ups) suelen ser uno de los principales motivos de rechazo si no son exactamente aquello que busca el usuario. Además, si le has traído hasta esta landing page siempre será mejor concentrar su atención en los contenidos de la página y contarle allí lo que vas a contarle en el pop up.

También es importante tomar consciencia del nivel de exposición de anuncios que muestras a tus usuarios. Demasiados anuncios pueden desviar mucho la atención que buscas de tus usuarios y, por ende, que acaben marchándose rápidamente de tu página.

8.- Adapta la página a todos los dispositivos

En 2015 está previsto que la navegación en dispositivos móviles será superior a la de PCs de sobremesa. Por tanto, ¿tiene algún  sentido no disponer de una página que se visualice correctamente en los navegadores de smartphones y tabletas?

Si un usuario llega a tu landing page y no puede navegar por ella se irá con toda seguridad lo que no sólo hará aumentar la tasa de rebote sino, lo que es peor, hará que se reduzcan tus conversiones.

La infografía completa de QuickSprout es la siguiente:

infografía sobre la tasa de rebote

Artículos relacionados

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies