5 factores que incrementan el éxito de tus tasas de apertura

marzo 02, 2015
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

incremento de tasas de apertura

Muchas empresas realizan un excelente y cuidado trabajo en el mensaje del email que se lanza con su campaña de email marketing y en la landing page hacia la que se dirigen los enlaces en dicha comunicación.

Sin embargo, de nada sirve el email más impactante o la landing page que cumpla con todos los requisitos para ayudar a que el suscriptor se convierta en cliente si no se cuidan otros factores previos que son los que hacen que el email se abra.

La principal tasa que toda empresa debe cuidar es el ratio de aperturas ya que sin emails abiertos de nada sirve todo lo demás.

La tasa de apertura hace referencia a la cantidad de personas que han recibido tu email y lo han abierto. Esto no significa que hayan sido leídos ni tampoco que los destinatarios hayan estado interesados el contenido. Esta tasa sólo indica que el email ha llegado al inbox del destinatario y que éste ha pulsado sobre el asunto para leer el mensaje.

¿Cuáles son los factores que inciden en la tasa de apertura?

Los elementos que más influyen en la apertura de una campaña de email marketing son:

  1. La entregabilidad.
  2. El emisor.
  3. El asunto.
  4. El preheader.
  5. El momento del envío.

Si quieres que tus usuarios abran los mensajes que les envías deberías trabajar adecuadamente cada uno de estos elementos.

1.- La entregabilidad

Si el email no llega o va directamente a la carpeta de spam es imposible que tu usuario lo abra. La entregabilidad es el conjunto de técnicas que garantizan que tus correos electrónicos lleguen a la bandeja de entrada de la base de datos concreta a la que quieres enviarlos.

La entregabilidad depende fundamentalmente de:

  • Una lista de registros actualizada y segmentada que evite una cantidad importante de emails rebotados ya sea porque el servidor no estaba disponible en ese momento o porque el buzón de correo del usuario estaba lleno (lo que se conoce como rebotes blandos) o bien porque el servidor no existe o bien la dirección de correo electrónico es incorrecta (rebotes duros). Para evitarlo es básico conseguir el consentimiento de los usuarios para recibir nuestras comunicaciones.
  • La reputación, que es el histórico que queda en internet ligado a un dominio concreto o a una IP desde la que se realizan envíos de email. Si quieres saber más sobre este aspecto, descárgate la guía “¿Tengo un problema de reputación en email marketing?” de Joshua Novick, consejero delegado de Antevenio.
  • La plataforma de email marketing que se responsabiliza de enviar el contenido generado a los diferentes suscriptores.

2.- El emisor

Es importante que los usuarios recuerden quién les envía el email. Para ello, puedes trabajar los datos referentes al emisor del correo electrónico:

  • El “From” o línea “de”: Es una línea de texto que indica quién envía el mensaje. Esta primera toma de contacto es fundamental porque es aquí donde te ganas la confianza del usuario. Es importante que utilices en este espacio una identificación clara que conozca el usuario como tu nombre, el nombre de la empresa o tu dominio web.
  • El “From address”: Indica la dirección de correo electrónico desde la que se envía el email. Aunque podrías poner cualquier email, existiera o no, es preferible que utilices una cuenta de correo ya existente y que reconozca tu usuario.

3.- El asunto

Si hay un factor que sobresale por encima de los demás es el título del email que aparece en la línea del asunto. Un buen asunto es la puerta que nos abre la posibilidad de impactar a nuestro usuario o quedarnos fuera de juego a las primeras de cambio.

No hay una fórmula mágica para conseguir un buen copy en el asunto. Pero sí hay unas características a tener en cuenta. Fundamentalmente, un buen asunto será breve, claro, original y huirá de palabras y signos calificables como spam.

La mejor manera de crear una línea de asunto que llame a ser pulsada es ponerte en los zapatos de los usuarios a los que estás tratando de llegar. El asunto es como el  titular de una noticia: te debe ofrecer pistas para saber qué te encontrarás si sigues leyendo.

Aquí puedes consultar 11 ejemplos de asuntos efectivos.

4.- El preheader

El preheader es la primera línea de contenido del mensaje que puede leer una máquina y que se suele mostrar a la derecha o debajo del asunto, dependiendo de si estamos consultando el email en un dispositivo de sobremesa o en un móvil.

Tal y como expusimos en un post que dedicamos a los preheaders un buen preheader debe ser un resumen atractivo de lo que el correo electrónico va a mostrarnos si lo abrimos. Por lo tanto, es básico que incluya una llamada a la acción (CTA) que complemente la línea del asunto y aporte información relevante al lector.

5.- El momento del envío

La irrupción y adopción masiva de smartphones y tabletas está haciendo tambalear algunas de las máximas irrenunciables en cualquier campaña de email marketing, fundamentalmente qué días y qué horas son las adecuadas para realizar el envío.

El hecho de que una cuarta parte de los emails se abra durante la primera hora de su recepción, un porcentaje que desciende a medida que dejamos pasar las horas del reloj y que una vez pasadas 24 horas desde que el email se recibió menos del 1% de correos son abiertos pone de manifiesto este factor.

El problema es que no hay una regla general que sirva para todos los casos ya que cada empresa tiene su audiencia. Por tanto, la recomendación es analizar tus propias campañas de email marketing para aprender los momentos en los que consigues mayores tasas de apertura. Para ello, es interesante que realices comparativas de varias semanas y que mezcles envíos ya que puede darse el caso de que tengas más de un buen momento adecuado para que se abran tus emails.

¿Quieres que te ayudemos a vender más a través de marketing digital?

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies