¿Qué es el link-bomb y cómo solucionarlo?

Septiembre 05, 2017
Redacción
SEO
¿Te ha gustado nuestro articulo?
¿Qué es el link-bomb y cómo solucionarlo?

link-bomb

Hacer frente a técnicas como el link-bomb es esencial para las marcas que quieran estar bien posicionadas en buscadores. La influencia que proporciona un enlace de calidad es fundamental. Sobre todo si estás poniendo en marcha estrategias SEO.

Pero, ¿qué le ocurriría a tu estrategia si ese link tuviera una calidad pésima? En caso de que se tratara de un solo enlace no sería tan grave. Aunque, ¿y si en lugar de tratarse de un único link, te enlazaran en masa? Sería un claro ejemplo de link-bomb.

Conseguir enlaces externos que procedan de sitios de calidad es fundamental para ayudarte a posicionarte. Por eso mismo, uno de los principales objetivos de muchas marcas que trabajan para mejorar su presencia online es mejorar su estrategia de linkbuilding.

De esta manera no solo se logra un posicionamiento natural y orgánico, sino que además se refuerza la relación con Google y se evitan penalizaciones.

No obstante, siempre que se realices búsquedas en Google tendrás acceso a dos tipos de resultados. Tal y como puedes ver en la imagen, están aquellos que son frutos de SEM, es decir, los anuncios. Bajo éstos se encuentran los orgánicos. Los que son realmente interesantes.

En este caso, es interesante centrarse en el proceso de creación de una estrategia de linkbuilding que te ayude a escalar en el ranking. Pero uno de los principales errores de muchas marcas es pasar por alto los posibles problemas que puedan surgir. Entre ellos los enemigos de cualquier estrategia de esta índole.

¿Qué es un link-bomb?

link-bomb

Ya conoces la importancia de los links en el mundo SEO. Pero, sobre todo, te habrás fijado en los links de calidad, que son los que realmente necesitas para mejorar tu posicionamiento. Sin embargo, en el otro extremo se encuentra la parte más oscura de cualquier técnica de linkbuilding: el link-bomb.

Un link-bomb hace referencia a una enorme cantidad de enlaces apuntando directamente hacia tu sitio web con un anchor text dañino. Por lo general, incluye contenido pornográfico que puede llevarse por delante todo tu trabajo y conseguir que tus esfuerzos no hayan servido de nada.

El problema llega en cuanto Google se percata de esta situación. El gigante de internet lleva un control exhaustivo de los links, pero sobre todo vigila su cantidad y la calidad. Así, si detecta una cantidad tan grande de links apuntando una página web, directamente penaliza esa web por sospechosa.

Como consecuencia, esa web verá que toda su estrategia SEO para lograr un mejor posicionamiento no ha servido para nada, ya que en lugar de escalar puestos caerá en picado.

El caso real de link-bomb hacia Trendhim

link-bomb

Ante la penalización de Google y tras sufrir un ataque de link-bomb, la mayoría no sabe cómo reaccionar ni cómo hacer frente a la situación. Por eso mismo, es interesante analizar casos como el de Trendhim, que vivió un duro ataque que afectó a su posicionamiento online.

Todo ocurrió un día de verano en el que el equipo de Trendhim trabajaba en el estado de su web. En el momento en el que se comprobaron los enlaces, se percataron de que algo había ocurrido. Habían sido víctimas de un ataque de link-bomb.

Quizás se te haya pasado por la cabeza pensar que estas estrategias malignas las lanzan los competidores para desprestigiar empresas. Y eso es real en algunos casos. Sin embargo, no se conocen muchos casos de link-bomb, por lo que nunca se llega a tomar en serio.

Lo que le pasó a Trendhim con este ataque fue que había una enorme cantidad de enlaces apuntando hacia su web. Con un texto de enlace, anchor text, que hacía referencia directa a pornografía.

Otro de los puntos negativos del link-bomb, además de sus consecuencias, reside en el propio precio. Esta bomba mortal para sitios web puede comprarse por 39 dólares. Es decir, está al alcance de cualquier persona que se haya propuesto acabar con tu sitio web, ya que además de acabar con tu estrategia SEO, repercutirá duramente en tu reputación online.

¿Cómo evitar un ataque de link-bomb?

1.- La constancia es clave

Procura que tu sitio web plasme lo que tiene que plasmar. Es decir, si tu página es el mejor escaparate para tu pastelería, no pueden faltar las keywords que mejor definan tu negocio. Deben aparecer tanto en tus descripciones como en los títulos y en el contenido, de texto y visual.

Por lo tanto, esto es algo con lo que puedes ponerte desde ahora mismo. Procura cambiar todas las keywords de tus imágenes y los contenidos que hayas descuidado hasta el momento. Pero, además, debes tener en cuenta otro aspecto. Es de vital importancia que no cambies el nombre de tu dominio. Google tiene especial aprecio a aquellos dominios más antiguos.

2.- Emplea links internos

Otro de los aspectos importantes para evitar un link-bomb es trabajar tu sitio web desde dentro. No hay nada mejor para reforzar la arquitectura de tu web que enlazar a otros apartados de la misma.

Esta práctica es muy favorable para tu negocio. Cuantos más enlaces internos incluyas, mayor será el tiempo que los usuarios pasen contigo. Recuerda que Google tiene muy en cuenta este aspecto a la hora de trabajar el posicionamiento

3.- Trabaja para conseguir backlinks

El número de backlinks, o enlaces externos, es importante de cara a la valoración que los buscadores hacen de tu página web. Cuanto mayor sea el número de backlinks, mejor. Google identificará que el sitio web es más relevante.

De esta manera conseguirás trabajar la confianza que Google tiene puesta en tu sitio web. De hecho se presupone que ninguna web va a enlazar a un sitio que no considere importante. Por lo tanto, cuantos más backlinks consigas mejor será tu reputación.

Además, hay que valorar también la calidad del sitio web que te enlaza. De hecho, tanto Google como los demás buscadores valoran la calidad de ambos elementos. Si el sitio que te enlaza no está bien valorado por Google, no será eficaz.

4.- Actualiza tu sitio web con frecuencia

Además de optimizar el contenido de tu sitio también tienes que mantenerlo actualizado. Sobre todo enfocándote en tu contenido. Esto es importante tanto para tu target y tu audiencia, como para Google.

En primer lugar, tus lectores valorarán tu sitio como importante, profesional y constante. Y si el contenido que ofreces es de calidad, lograrás una audiencia fiel.

Por otra parte, Google también tendrá en cuenta que tu sitio web es activo, por lo que te proporcionará una mejor clasificación.

¿Cómo combatir una situación de link-bomb en caso de que se haya producido?

link-bomb

Si alguna vez te encuentras en esta situación debes tener clara una cosa. Actúa lo más rápido posible. Cuanto antes hagas frente a este “virus“, menos daño causará en tu web. Y, para ello, las tareas a realizar se dividen en tres categorías:

1.- Tareas online

Las tareas online hacen referencia al trabajo de búsqueda de enlaces malos. Para ello, lo más recomendable es apoyarte en aplicaciones externas como ahrefs.com o Google Search Console.

En más de una ocasión se ha hecho hincapié en los beneficios que puede traer la segunda opción a tu negocio online. Y es que si accedes a la herramienta y te diriges al menú “Tráfico de búsqueda”, conseguirás acceso a una visión general de los enlaces que apuntan a tu sitio web.

De esta manera, podrás ver qué sitios web enlazan más con tu sitio web y en qué contexto se emplean las keywords que te enlazan. Así verás qué links te ayudan más. Y por supuesto, cuáles menos.

Se trata de una de las mejores alternativas para analizar enlaces porque, además de ser una herramienta gratuita, te enseñará los dominios, los anchor text y los links a las páginas más visitadas.

Por lo tanto, una vez que hayas identificado los “links malos“, tendrás que subirlos a “Google Unwanted List – The Disavow Tool”. Se trata de una herramienta que ayuda a Google a entender que esos enlaces que incluyes son malignos.

2.- Las tareas de materia legal

Seguro que lo estás pensando: Lo más lógico es llamar a la policía. Sin embargo, en materia legal la policía no tiene mucho que hacer. Es decir, no existe ninguna tipificación para casos de link-bomb. Y, además, teniendo en cuenta que es casi imposible detectar de dónde viene el link-bomb, ya que estos enlaces proceden de muchos servidores, es muy complicado detectarlos.

De momento, este tipo de crímenes virtuales no están tipificados. Pero es muy probable que acaben entrando en la legislación. Sobre todo teniendo en cuenta el poder que tiene el mundo digital hoy en día.

3.- Contactar con los propietarios de las páginas web

Por último, en caso de que te enfrentes a una situación de link-bomb deberás contactar con los propietarios de las webs. Piensa que la mayoría de ellas habrán sido hackeadas. Y, en caso de que no sean expertos en el tema, la mayor parte de los afectados no sabrá lo que ocurre.

Por eso mismo, necesitas contactar con todos para que eliminen ese articulo que incluye el enlace.

Como ves, existe una gran variedad de técnicas más que te ayudarán a evitar un caso de link-bomb. No obstante, para conseguir enlaces entrantes es fundamental conocer espacios webs que traten de los temas que le interesan a tu marca.

Coobis es una plataforma de Content Marketing gracias a la cual las marcas pueden generar contenido y difundirlo en miles de medios registrados. Pero, lo más interesante de todo, es que esos contenidos están clasificados por temáticas y se puntuarán por métricas como visitas mensuales o la autoridad SEO. ¿Aún no conoces los servicios que puedes contratar en Coobis?

Etiquetas:

Tú tienes necesidades, nosotros soluciones

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies