Cómo crear un calendario de tests A/B

Marzo 15, 2015
Redacción
¿Te ha gustado nuestro articulo?

calendario de tests A/B

Un test A/B puede ayudarte a aumentar significativamente las tasas de conversión de cualquier campaña de marketing online. Un test A/B consiste en la comparación de dos versiones de un elemento digital para conocer cuál de ellos funciona mejor. Para ello ofreces a un porcentaje de tu lista de registros una opción y a otro porcentaje la segunda versión, todo ello al mismo tiempo. El resultado que mejores conversiones obtenga gana y se aplica al conjunto de la base de datos. Como puedes observar, un ejercicio muy valioso en cualquier acción digital. Sin embargo, es una de las actividades “para las que nunca hay tiempo”.

Da la sensación de que es mucho más importante dedicar tiempo a la creación de los diversos elementos de las campañas, desde los titulares hasta las llamadas a la acción pasando por la elección de imágenes o la redacción de los textos, que su optimización mediante pruebas comparativas en las que el comportamiento de un porcentaje determinado de la base de datos real a la que se destinará la campaña marcará las decisiones a adoptar.

Este problema tiene una fácil solución: implementar un calendario de tests A/B en la dinámica de trabajo de una campaña de marketing online sea cual sea el canal en el que se realiza.

Compara sólo un elemento cada vez

Poner en marcha un calendario mensual de tests A/B no sólo te va a ahorrar tiempo sino que, más importante aún, te va a permitir obtener datos comparativos del funcionamiento de todos y cada uno de los elementos que intervienen en una estrategia de captación lo que, por lógica, incrementará las tasas de conversión de tus campañas.

De hecho, una de las ventajas de disponer de un calendario de tests A/B es que vas a poder realizar pruebas de cada elemento por separado. Si realizas comparativas en las que entran en juego varios elementos nunca estarás seguro de cuál de ellos es el que ha marcado la diferencia. Por eso es importante comparar sólo un elemento cada vez.

De hecho, ésta es una de las grandes ventajas de un calendario de tests A/B, que vas a poder dedicar tiempo a cada elemento por separado. Porque en un test A/B se puede comparar casi cualquier factor que afecta al comportamiento del usuario ante tu propuesta, entre ellos:

  • Titulares.
  • Subtítulos.
  • Textos.
  • Testimoniales.
  • El texto de la llamada a la acción.
  • El botón de la llamada a la acción.
  • Enlaces.
  • Imágenes.
  • Las pruebas sociales y sellos de garantía.
  • Menciones en los medios de comunicación.
  • Premios.
  • Horas y días de envío si se trata de una campaña de email marketing.
  • La línea del asunto.
  • El preheader.
  • Incentivos.
  • La página de agradecimiento.

6 Pasos para establecer un calendario de tests A/B

Para establecer un calendario eficaz de comparativas es importante que tengas en cuenta los siguientes 6 pasos a dar:

  1. Divide tus acciones de marketing online para poder trabajar con cada una de ellas por separado. No es lo mismo hacer un test de funcionamiento de la página web que de una campaña de email marketing o de una landing page generada para ser el eslabón de la conversión final de un anuncio en Adwords.
  2. Haz una lista de todos los elementos que intervienen en cada una de las acciones. En este sentido debes tener en cuenta todos y cada uno de los elementos pero es fundamental que establezcas unos criterios adecuados para priorizar las comparativas. Si sólo tienes tiempo para comparar 3 elementos, que al menos sean los que mayor incidencia tienen en la conversión. Lo ideal es que sigas este esquema:
    1. Identifica los elementos que mayor conversión generan.
    2. Identifica las posibles áreas problemáticas.
    3. Clasifica las pruebas en base al impacto potencial en métricas determinadas, la importancia que le das a dicha métrica y la inversión necesaria para implementar el cambio.
  3. Decide cuántos tests A/B puedes crear cada mes.
  4. Define claramente tus objetivos y los indicadores de rendimiento (KPIs) que vas a utilizar para tus métricas. Para ello deberás tener en cuenta los datos de rendimiento actuales.
  5. Establece hipótesis a validar en cada una de las comparativas. De esta manera tendrás claro lo que quieres conseguir.
  6. Compara los resultados teniendo en cuenta todos los tests que hayas realizado en una horquilla temporal concreta. Si estableces un calendario de ejecución de tests A/B podrás analizar mensualmente cómo pueden funcionar varios cambios en elementos concretos analizados por separado. De esta manera podrás tener una visión global de toda la campaña basada en múltiples test A/B individuales.

Etiquetas:

Tú tienes necesidades, nosotros soluciones

Uso de cookies

Este Sitio Web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación del usuario y mostrar publicidad relevante. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información, haz clic en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies